domingo, 15 de marzo de 2015

CARTAS COFRADES 2015-VII: Fin de semana de Cartel












Fin de semana de cartel o vaya cartel de fin de semana, usando terminología taurina. 

Llevamos ya unos cuantos que no paramos, pero este nos mete ya en harina y no precisamente de otro costal. Solo hay que ver, para los coleccionista, la pléyade de carteles que se puede atesorar solo de actos a los que hemos sido convocados estos días. Es cierto que hasta las páginas web tienen ahora su cartel, incluso hasta algún fotógrafo. Pero de siempre nos ha encantado acumular papelerío. Si yo te contara.

Tal vez solo nos ha dejado sin cartel el viacrucis de la Piedad, que se celebró el sábado en San Cayetano cuando todavía andábamos con los chicos "encerrados" en el Siglo XXI con la Exaltación Infantil, pero la Piedad tiene un hermoso cartel en este año que celebra los 75 con el Cristo del Refugio. San Cayetano es San Cayetano, pero una pena haber perdido el viacrucis por el claustro del Monasterio de la Resurrección. Ahora, si quieres carteles de viacrucis... el fin de semana que viene tienes varios.

Además de los carteles que nos recordaban que todavía se mantienen la exposiciones de las 188 horas en el Joaquín Roncal, o la del concurso de fotografía entono al Ecce Homo en la Estación del Norte, y también la del Encuentro en San Cayetano, hemos tenido el dedicado a la bendición de una nueva imagen penitencial, la del Santísimo Cristo  del Amor y Buen Fin, al cual se le podrá rendir culto en la parroquia de San Valero.

Pero ha sido, justo en el día que se cumplen 10 años del Concierto de Semana Santa donde se presentó la marcha de Abel Moreno, la música la que ha protagonizado este fin de semana de carteles. Hemos tenido el Concurso de Tambores y las exaltaciones a los instrumentos tradicionales (como no me quiero extender en la carta, y además vi que estabas, sirve cualquiera de años anteriores. Enhorabuena a Descendimiento, Columna, "Dolorosamuchomerito", tantomonta montatanto), pero es que además del que nos tiene acostumbrado ofrecer, con pasacalles incluido, la Casa de Andalucía en la iglesia de San Carlos, este año con la banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Pilar y la Banda de Ejea de los Caballeros, sin duda la mejor banda de Aragón, que en el año de su Centenario volverá a acompañar el Domingo de Ramos a la Humildad, (y a cuyo inicio aún andábamos con los niños "encerrados" en la exaltación infantil), el domingo por la tarde aún teníamos dos más.

Dos más, pues mientras la música sonaba, hasta que la cortaron, en las fiestas concurseras de la cafetería La Pasión o el Mantis Lounge Bar (este con cartel incluido convocando como Fiesta Cofrade), la Institución de la Sagrada Eucaristía nos otorgaba la posibilidad de ser solidario en torno al concierto conmemorativo de los 25 años del paso del Amor Fraterno con la participación de su banda de instrumentos mas las BCCTT de Nuestra Señora del Pilar y la de San Pablo. Y las cofradías del Encuentro continuaban con los actos del 75 aniversario con un concierto en San Cayetano con la Coral San Joaquín y la de Santa Engracia. Ha sido un año de conciertos pues no podemos olvidar el de hace una semana que clausuraba las celebraciones de las Siete Palabras. Y aún nos queda lo que podamos escuchar con el Galardón Tercerol del próximo jueves. Si fuera verdad que la música amansa a las fieras....

Dejamos para el final el gran acto del fin de semana. El Dominum Nostrum, que en parte recoge la esencia en pequeñas dosis de todo lo mencionado anteriormente y alguna cosa más. En sus palabras de bienvenida, su presidente Miguel Estrada nos recordaba que en el Dominum la palabra apenas tiene protagonismo, y su nuevo socio honorífico, Nacho Navarro, que entre otras cosas nos pone música a nuestros actos y procesiones, otorgaba el mérito que tiene la AC. Terceroles para montar e innovar cada año con un nuevo montaje. En el Dominum la música lo impregna todo, sea para recordar tiempos pasados o para celebrar momentos y aniversarios. Sea con Ministriles rescatados del ostracismo en el que terminaron manifestaciones musicales con la aparición de los tambores, y del que disfrutamos de nuevo con procesiones de la Eucaristía o del Silencio en los últimos años, o con las gaitas gallegas que honran el viacrucis de la Oración en el Huerto, pasando por los piquetes (vaya chaval corneta que tienen en la Coronación), el organo o las grandes bandas de tambores. Solo el Dóminum es capaz de juntar todo eso en apenas dos horas. ¿Y sabeis por qué?... porque creo que solo Zaragoza, la ecléctica Semana Santa zaragozana, es capaz de juntar todo eso y más... con sus jotas, sus saetas, el carillón, las campanas, el órgano de San Cayetano...... Porque lo de las gaitas gallegas no me digas que lo has visto en alguna parte. ¿A que no te arrepientes de haber venido al Dominum?