sábado, 17 de marzo de 2012

CARTAS COFRADES 2012-XI: Dominum Nostrum

A Nacho y Miguel.

Solo unas breves líneas que escribo mientras vosotros, y todo vuestro equipo, seguramente todavía estáis recogiendo en San Cayetano. Satisfechos imagino. Porque tenéis que estarlo. Vuestro Dominum ha vuelto a congregar a la familia cofrade zaragozana. Han pasado diez ediciones y lo sigue haciendo, dejando cada año la iglesia más pequeña. Es esa la mejor encuesta de satisfacción. El esfuerzo merece la pena. Ya solo lo merece el poder juntarse con los amigos, y con los que se suman al proyecto sin serlo, para hacer lo que gusta y que sabes que a otros muchos también les va a gustar.

Diez años es un aval importante porque el tiempo no pasa en balde para nada ni para nadie. Anda que no se ha notado en el montaje final que nos habéis puesto evocando el discurrir de este tiempo. El proyecto se ha afianzado, se ha profesionalizado, pero sin perder el cariz de lo artesano y de afición que le da ese tono cercano en el que todo nos sentimos identificados y parte de lo que montáis.

Música en directo, y de la buena. Cantos corales. Redoble de tambores. Toques de cornetas. Participaciones como las de la sibilas, recuperadas el año pasado para ese monumento que yo considero que es el Santo Entierro, que debería ser proclamado patrimonio de la ciudad, como el Dominum va camino de ser patrimonio cofrade. Celebraciones de 75 años y de 25 años. Y muchas, muchas imágenes que dicen más que mil palabras. Y sin embargo, hoy me quedo con las palabras, las que ha pronunciado vuestro nuevo Socio Honorario, el querido y respetado Chavi Luesma, todo un acierto su designación, reconocimiento de cofrades a un cofrade. Igual leo demasiado entre líneas, pero creo que Chavi, con lo que ha leído, y en el tono en que lo ha leído, ha dado un aviso a navegantes (no se si todavía se dice eso de navegar por la red), él, que no entendería la Semana Santa de Zaragoza si no es bajo un capirote rojo, pero que quiere al resto de cofradías con Pasión y desde la Pasión. Por eso, y porque no entiende de fronteras entre hermanos,  terminó recordándonos el mensaje del Evangelio "amaros los unos a los otros....."

Una suerte que la Semana Santa zaragozana cuente con cofrades como Chavi. Una suerte que la Semana Santa zaragozana y vuestra hermandad cuente con cofrades como Miguel, Nacho y todos sus colaboradores (Nano, María, María…… y no sigo porque sino parecería esto un "listín telefónico" ;D, vosotros dos sabéis de donde viene el guiño).

Muchas felicidades por estos diez años y que sean muchos más.