sábado, 2 de abril de 2011

CARTAS COFRADES XIII: Abrimos nuestros sentidos



Se lo dije don Luis, yo se lo dije. Tenía que haber venido por Zaragoza en estos días de Cuaresma y en una noche como la de hoy sus sentidos y emociones se habrían abierto a una evocación de la ya próxima Semana Santa.

San Cayetano hasta la bandera. Menos mal que los cofrades somos más tranquilos que los invitados a la boda de Lolita, porque no cabía un alfiler. Demasiados vips, ¿quién no es vips en Semana Santa?, demasiados bancos ocupados antes de que se abrieran las puertas de la iglesia a la fila de espectadores y amigos que llegaban hasta las Murallas. Es lo que supone tener éxito. Si en tiempos se decía “Ixo Rai a la Romareda” ahora “el Dominum al Principe Felipe”. Pero no sería lo mismo. San Cayetano es nuestra “domus”.
Puesta en escena de sentimientos y emociones. Contenedor de combinaciones que la procesión no nos permite y sí esta perfomance evocadora, que combina la matraca con el tambor, el órgano y las cornetas. Usted se lo ha perdido. Ya no lo volveremos a ver. O sí, quién sabe, pero ya no será lo mismo. Solo se hace una vez.
Pero no solo de licencias que en la calle no se suelen permitir vive el Dominum Nostrum. Este año además nos han trasladado al viejo Arrabal al son de las matracas, de las campanas de madera que decía Manolo López Calvera, “madera….. sólo madera” que nos ha recitado Pedro Elipe con texto de Carlos Pardos. Y con el Stabat Mater al acto del Encuentro del Miércoles Santo. Pero lo que se ha perdido…………. ayyyy lo que se ha perdido. Si cerraba los ojos podía haberse situado en la calle Sepulcro, en pleno Boterón pasadas las 2 de la madrugada del Sábado Santo. Olor a incienso, “el Pipo” concluyendo una saeta en este caso a los pies de la Piedad, y entre la salva de aplausos el redoble de los tambores de la Piedad y la Marcha Real de sus cornetas. Un buen conocedor de nuestra Semana Santa sabe lo que es eso. Y los creadores del argumento del Dominum también, por eso no podían haber encontrado mejor colofón al homenaje que nos han servido por el 75 aniversario de la fundación de la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad.

Enhorabuena chavales. Un año más nos habéis hecho sentir. Y esto no ha hecho más que empezar.

No hay comentarios: