jueves, 27 de agosto de 2009

¿Antimadridismo?. No, cultura judeocristiana.


Este fin de semana comienza la liga de futbol. Me gusta el futbol y me gusta hablar de futbol, entre otras cosas porque uno que no sabe de nada encuentra en este asunto, tan apasionante como insustancial, la oportunidad de discutir en el trabajo o en la barra de un bar sin compromisos y sin necesidad de poseer mayores conocimientos. Por eso, por mis comentarios, tal vez comienzan a tacharme de antimadridista. Nada más lejos de la realidad. Lo que pasa es que uno está educado en la tradidión judeocristiana y recuerda la historia sagrada que le contaba don Isidro en el colegio, en especial aquella protagonizada por el pastor David (que luego sería Rey) y por el caudillo filisteo Goliath (no confundir con el amigo del Capitán Trueno). Por eso, me dará marcha que cualquier equipo de la liga le gane a este Madrid que ha montado Florentino Pérez. Incluido el Barça (por su propuesta futbolistica y porque la mayoría de sus jugadores han salido de sus categorías inferiores). Todo tendrá más gracia cuantos más partidos pierda el Madrid. Es lo que nos enseñaba la historia de David y Golith.