jueves, 25 de febrero de 2016

CARTAS COFRADES 2016-III: La Humillación



 
Llevamos unos años de “setentaicincos” aniversarios y en este podemos darnos la enhorabuena de que una de nuestras cofradías zaragozanas cumpla veinticinco. Tiene su merito. No es lo mismo venir con carrerilla desde una sociedad ideológicamente marcada por la hegemonía de la Iglesia Católica en todos los aspectos de la vida pública e incluso privada, que arrancar en una sociedad laica y aconfesional. Y como siempre se dice. Lo importante no es llegar, sino mantenerse. Es cierto que la Cofradía coloquialmente conocida por todos como la Humillación contaba con la experiencia de muchos de sus cofrades en la Cofradía de Jóvenes del Rosario, pero veinticinco años suponen toda una generación. Sitúate en 1992. A lo mejor ni habías nacido. La de cosas que han cambiado. Y parece que fue ayer…….
 
Como en todo aniversario, la Junta de Gobierno ha preparado una serie de actos conmemorativos que nos ayudan a conocer mejor a la cofradía en cuestión, y poner en valor todo lo conseguido y el camino recorrido. No podía faltar la exposición conmemorativa. Y la de Cofradía Jesús de la Humillación, María Santísima de la Amargura y San Felipe y Santiago el Menor sirve,  como todas, para poder contemplar con tranquilidad el patrimonio procesional e histórico de quien celebra, pero también, y en este caso gracias a dos imágenes, para recordarnos el largo recorrido de la Semana Santa zaragozana que transciende más allá de sus actuales cofradías, tengan veinticinco o vayan camino de los ochenta años.
 
Gracias a la exposición que hoy jueves 25 de febrero llega a su fin podemos contemplar por primera vez juntas todas las imágenes con las que ha procesionado esta cofradía a lo largo de los años, pues junto a sus dos imágenes titulares están aquellas en torno a las cuales se fundó  y con las que conformaba sus primeras procesiones.
 
Estas dos imágenes de Jesús de la Humillación y María Santísima de la Amargura están unidas tradicionalmente a los nombre de José Alegre y de Tomás Llovet, dos de los escultores aragoneses más significativos de la imaginería de la Semana Santa zaragozana. No hay ninguna fuente documental que  lo certifique, pero el beneficio de la duda ya vincula a esta exposición y a la cofradía con la gran historia des nuestra Semana Santa. En el caso del Cristo, que originariamente era una antigua imagen de Jesús camino del Calvario a la que se veneraba en San Felipe, si que es cierto que presenta el nombre de “Alegre” en el pie. De la Virgen no hay nada, salvo la época y el estilo para atribuirla a Llovet, sin embargo no solo enraiza con la historia por esta vinculación sino por ser aquella con la que la Venerable Orden Tercera organizaba el Santo Encuentro a lo largo del siglo XIX y bien entrado el XX.
 
El deseo legitimo de toda cofradía por tener sus imágenes titulares propias hizo que se  sustituyeran ambas esculturas por otras. Como en tantos otros casos ha supuesto que un posible “LLovet” y un casi seguro “Alegre” dejaran de figurar en el patrimonio actual de nuestra Semana Santa. Eso si, fueron sustituidas por dos obras escultóricas también del siglo XIX, muy acordes con el estilo zaragozano y muy parecidas a sus predecesoras. En otros casos, en otras hermandades, no podemos decir lo mismo, y solo el paso del tiempo termina juzgando.
 
En San Felipe podemos rendir culto a las imágenes titulares de la Humillación. Y en el Convento de las Madres Clarisas de Santa Catalina, en la calle San Miguel a la antigua Virgen de la VOT. Sin embargo, el supuesto “José Alegre”queda postergado a un almacen de la parroquia de San Felipe.La Cofradía Jesús de la Humillación, María Santísima de la Amargura y San Felipe y Santiago el Menor nos invita a compartir con ellos estos días de celebración. En breve presentarán una publicación y su página web siempre es un motivo de visita para conocer a fondo la cofradía y nuestra Semana Santa.