lunes, 14 de diciembre de 2009

TIEMPO DE ADVIENTO IV: Santa Lucía




Ayer fue Santa Lucía, y como en casa tenemos una, lo celebramos. En Suecia es un día importante dentro del calendario de Adviento al celebrarse la Fiesta de la Luz. Según la tradición, ese día la hija mayor de la casa se viste con una túnica blanca con faja roja y se adorna la cabeza con una corona trenzada con plantas y decorada con velas encendidas. Muy de mañana despierta al resto de la familia y les sirve un suculento desayuno que ella misma a preparado. Por La tarde, todas las Santa Lucías desfilan por la calle cantando a la luz de las velas. Vuelve a unirse la tradición pagana con la cristiana, ya que la cultura escandinava celebra este día el día más corto del año (el que menos horas de luz tiene) con la tradición cristiana de atribuir a la mártir del siglo IV, Lucía de Siracusa, todo lo relacionado con la vista y la luz.

Ha sido un fin de semana animado en Zaragoza, con grandes colas para visitar el monumental belén de la plaza del Pilar (otro día propondré la ruta de los belenes de la ciudad) y posteriormente acercarse a los mercadillos navideños del entorno. Sólo para este fin de semana se ha montado uno en la plaza del Gobierno Civil ambientado como un mercado de belén (no de Belén). No dejaban de ser los tenderetes que recorren los pueblos en verano montando mercados medievales pero esta vez disfrazados de hebreos y ambientados con pasacalles y villancicos al uso. El otro mercadillo del que hice referencia en el anterior capítulo continuará frente al ayuntamiento hasta el día de Reyes, contando con actuaciones musicales en el escenario anexo.

Es una delicia pasear al son de las corales y los músicos ambulantes que jalonan a lo largo de la calle Alfonso. Además, la Comunidad Holandesa en Aragón celebró el sábado por cuarto año consecutivo la festividad de San Nicolás en un bar de la calle Cádiz, repartiendo regalos, dulces y cantando villancicos.

Y por fin ha llegado el frío. Como dice Sabina, el otoño dura lo que tarde en llegar el invierno. Y como no vivimos en el trópico, ni siquiera en Alicante, y a pesar del cambio climático, ahora tiene que hacer frio.

No hay comentarios: