jueves, 30 de agosto de 2018

POSTALES DESDE EL VERANO 2018: Una postal a Ana Colau desde Comillas

Monumento al Marqués de Comillas en el Parque Güell y Martos de la localidad cántabra 







Me voy a Comillas; espero que le parezca bien a Ada Colau, esa gran estadista, historiadora y demagoga  alcadesa de Barcelona a la que le remito esta postal. Hace unos meses se retiró la estatua que había cerca del puerto catalán de Antonio López, el primer Marqués de Comillas, aduciendo que López se lucró con el tráfico de esclavos.

La alcaldesa de Comillas lo consideró un desproposito, y aún reconociendo la "leyenda negra" del marqués relacionada con el tráfico de personas señaló queno cometió ninguna ilegalidad porque a finales del siglo XIX era una actividad permitida, y que el Marqués de Comillas fue un personaje "clave" en la historia de Barcelona y de España.

Estuvo bien la alcaldesa cantabra cuando le recordó que gracias al apoyo del Marqués se produjo el "florecimiento de las artes y la industria de Barcelona y Cataluña, a través de sus empresas industriales comerciales y financieras con presencia internacional". Y subraya, entre otros aspectos, su contribución al "embellecimiento" de la ciudad y a su desarrollo cultural, junto con su yerno Eusebio Güell, el conde de Güell en el inicio y desarrollo del modernismo. 

¿Retirará Colau todos esos privilegios que Barcelona consiguió gracias al Marqués de Comillas? ¿Destruimos el Capricho de Gaudí por ser un encargo de su familia y el resto de artistas catalanes de los cuales fue mecenas?.

Es más, el alcalde de Benidorm escribió a la de Barcelona pidiendo la estatua del Marqués pues esta localidad alicantina "guarda inmutables lazos de reconocimiento hacia el empresario que modernizó la navegación con barcos a vapor”, y que "dio trabajo a muchos hijos de Benidorm que se trasladaron a Barcelona para trabajar en la Compañía Transatlántica" en calidad de capitanes, operadores de radio “y otros oficios de la mar y la navegación mercante”. También subraya que la gratitud de Benidorm hacia el marqués de Comillas queda reflejada en la nomenclatura de las calles de esta ciudad, una de las cuales, situada en el centro del núcleo urbano, está dedicada a su figura. La estatua ocuparía, "sin duda, un lugar destacado de nuestro paisaje urbano como un nuevo tributo y homenaje a la persona que contribuyó al desarrollo del transporte marítimo de nuestro país".

Hay una tendencia actual por juzgar el pasado con valores y jurisprudencia actual. Barcelona es lo que es por gente como el Marqués de Comillas; por mucho que el Consejero de Interior de la Generalitat se invente que Cataluña es una de las democracias más antiguas del mundo que perdió su independencia por la invasión del Estado Español en 1714. Hablar así si que es manipular la historia. Sería demagogo decir que hagan números de cuanto pudieron ganar en el puerto de Barcelona y en la industria adyacente por las actividades del Marqués, que actualicen las cifras al euro y las repartan entre los más necesitados del mundo.

¡Ahi Colón, Colón... la que te espera!. Y ya puestos, quitemos la estatua del Cid de Burgos por mercenario y matamoros. 


Cuadro del Palacio del Marques en Comillas. Obra de un pintor catalán además. A Puigdemon, Torra y demás les debe encantar.




No hay comentarios: