lunes, 27 de marzo de 2017

CARTAS COFRADES 2017-VIII: En sintonía con la Semana Santa



Este jueves 30 de marzo tenemos de nuevo cita en San Cayetano con la Asociación para el Estudio de la Semana Santa. Una cita  con la presentación del número 18 de Tercerol, Cuadernos de Investigación y con su anual Galardón, que este año recae en la Cadena COPE.

La cadena episcopal ha sido merecedora de esta distinción por el apoyo a la divulgación y difusión de la Semana Santa, que realiza a través de su cadena de emisoras desde hace años con una programación especial para que los oyentes puedan vivir en directo los momentos más emotivos de la Semana Santa en España Destacan programas decanos en las ondas como "Saeta" de COPE Sevilla, o los emitidos en el resto de Andalucía, en Galicia, León, Valladolid......., además de los frecuentes guiños a la vida cofradiera que, una vez iniciada la Cuaresma, realiza Carlos Herrera, uno de sus actuales locutores estrella.

No es la primera vez que el Galardón Tercerol recae en un medio de comunicación. En 1996 recayó en Heraldo de Aragón, y en 2011 en la Agrupación Aragonesa de Radio y Televisión. Todos premios bien merecidos y reafirmados en los últimos años, dado que los temas relacionados con la Semana Santa han aumentado en sus páginas y programaciones. Heraldo de Aragón, además de recoger toda la información que generan cofradías y asociaciones culturales durante la Cuaresma e incluso antes, desde 2005 publica "los días de Pasión" unos suplementos de gran interés informativo y divulgativo, en los que la Asociación para el Estudio de la Semana Santa ha sido motor de los mismos nutriendo de contenido y líneas temáticas (podemos decir lo mismo en los últimos años con la relación de Ámbito Cofrade y el Periódico de Aragón). Que decir del despliegue que realiza la televisión autonómica en todo Aragón, pero especialmente en Zaragoza, retransmitiendo en directo la procesión del Encuentro, la noche del Jueves Santo y todo lo que acontece el Viernes Santo, acercando a los hogares la emoción de las procesiones, en algunos casos como si las estuvieras viviendo entre filas o sobre los pasos, rodeado de tambores, al lado del capataz, con los costaleros, las bandas de música o las capillas, coros y joteros......

Si esto ocurre será porque tiene interés. Y ese interés lo han sabido crear cofradías e instituciones como la Junta Coordinadora y asociaciones como la que nos convoca el jueves entre otras.

Por eso no nos podemos quejar. Corren buenos tiempos para la divulgación de lo que nos gusta, aunque siempre querríamos desde Zaragoza ser tenidos en cuenta a nivel nacional. Corren buenos tiempos porque, ademas de los medios tradicionales, las posibilidades tecnológicas han ampliado foros y espacios.

Ya hablamos el año pasado de los programas de radio que ofrece "Pasión en Zaragoza" y "El Tercerol", y que esta Cuaresma del 2017 vuelven a emitir con unos contenidos excepcionales en información, debate, tertulia o formación cofrade. Y en streaming, por lo cual no te los puedes perder. Es más, puedes completar esta entrada escuchando el tercer programa de Pasión en Zaragoza cuya tertulia se brindó a la dedicación de los medios que nos ocupan, contando con los periodistas de referencia en este tema actualmente: Christian Peribañez en Heraldo, Fernando Ruiz, responsable de las retransmisiones de las procesiones para Aragón TV y Alba Monaj de COPE e integrante del equipo de comunicación de la Junta Coordinadora de Cofradías en las redes sociales.

Y es que, las redes sociales han supuesto acercar a los cofrades, al público en general, una batería de noticias al momento que tiempo atrás era impensable. Día a día, si somos capaces de filtrar bien las noticias, tenemos la oportunidad de estar al día de todos los acontecimientos que generan nuestras cofradías, asociaciones y agrupaciones de todo tipo. En este terreno de las redes es de justicia nombrar a "PasiónZgz", que desde el 2014, haciendo un buen uso de facebook y twitter, mostrándose de manera original, divertida y sintetizando ideas, nos ponen al día de todos los aconteceres cofrades, ademas de ofrecernos sus aplicaciones móviles.

Ya termino la carta. retractándome de una anterior. La Cuaresma está llegando a su fin, y no ha sido precisamente un tiempo de silencio como aventurábamos. Sin darnos cuenta ha sido un no parar. Es cierto que el Dominum se despedía, pero fue un gran "Dominum" a mayor gloria de la Columna y también de la Asociación Cultural Terceroles.

Es cierto que la web Pasión en Zaragoza se cerró, pero su programa de radio ahí está. 

No sabemos nada de ese anunciado número de la revista Redobles, pero su línea editorial nos convoca el próximo 4 de abril a un nuevo número, el novenode la colección Redobles, dedicado al samperino y siempre embajador de la Ruta del Tambor Miguel Franco.

Conciertos musicales los ha habido de todo tipo y variados, incluso con estrenos, como el de la marcha "In manus tuas", dedicado al Cristo de la Expiración, o el que tendremos el jueves con la adaptación para banda de la marcha de Abel Moreno dedicada al Cristo de la Cama. Y es  que las bandas de tambores y cornetas de la ciudad, como el piquete intercofradías y otras agrupaciones musicales (la banda de Villanueva, la nueva banda de Chirimias....) nos han llenado de notas y sonidos todas las semanas. Y aún se anuncian más para la semana que viene con el"Auto Sacramental" organizado por la Hermandad de la Sangre de Cristo con la recreación de los oficios y cánticos durante siglos XVI y XVII en el Convento de San Francisco. 

Ha habido tertulias de las buenas con la Rotonda o con los Ex-alumnos Escolapios; y aún queda la del Sanedrín; exposiciones conmemorativas y fotográficas, y la bendición, no solo del apostolado de la Santa Cena que tanto está dando que hablar, (y seguirá dando que hablar), sino también de la imagen titular de la nueva cofradía que se une a la Junta Coordinadora desde el barrio de Miralbueno.

.... Y muchas más cosas que seguramente me dejo en el tintero, pero que, escuchando "Pasión en Zaragoza" o "El Tercerol", leyendo el Heraldo o el Periódico, y haciéndote seguidor de PasionZgz seguro que no se te escapa ninguna noticia ni evento.

De momento apunta. Jueves 30 de marzo, 20 horas. San Cayetano, el  Galardón Tercerol, los cuadernos de investigación y el concierto de música de Semana Santa tampoco faltan a su cita en este 2017. Allí nos vemos.











miércoles, 15 de marzo de 2017

CARTAS COFRADES 2017-VII: La Columna y su pilar



Ya te dije que este año volveríamos a hablar mucho de tambores. Que remedio, con el cincuentenario de la sección de instrumentos de la Columna no queda otra; todo un referente para muchos. Para todos. Si las Siete Palabras fueron el inicio de la historia en los 40, la Columna, especialmente a partir de los años 80, dieron una vuelta de tuerca (o de palomilla, como las que llevaban los tambores de entonces y a las que atábamos con lazos las galas). Dieron una vuelta de palomilla al concepto de la percusión en la Semana Santa zaragozana, no solo en toques y sonidos, también en formaciones,y especialmente, en la implicación de la sección como motor de la cofradía.

Hace dos años te escribí una carta titulada "Orgullo de Cofradía" a partir de la exposición conmemorativa de los 75 años de la Columna. Hoy han clausurado la exposición  sobre este cincuentenario en el Centro Joaquín Roncal, muestra donde Ángel Nápoles volvía a explicar, como en la anterior, el por qué del contenido expositivo. Tras la exposición con explicación, tras el "Dominum" dedicado a esta sección como ya te escribí en una carta anterior, y con la lectura de la revista que recoge la historia y todo lo que aglutinan los instrumentos a su alrededor, queda claro, mal que pueda pesar a algunos, que esta cofradía pueda estar orgullosa de sus tambores, que a lo largo de estos cincuenta años se han convertido en el pilar que la sustenta.

Por estos tres medios nos han contado como la bicentenaria cofradía apenas dispuso de 25 cofrades para participar en las procesiones de 1966, dejando incluso uno de sus pasos sin salir. Un año después se creó la sección de tambores, que cincuenta años más tarde es la que más instrumentos procesiona en Zaragoza, y como consecuencia la cofradía con mayor número de hermanos en procesión, acompañando a sus cuatro pasos, con un quinto en proyecto, y con todos los atributos que puedas imaginar en una procesión española.

Nos han dado marchas que son patrimonio sonoro de nuestra Semana Santa (Imágenes, la Higuera, la Americana....), nos regalan cada Jueves Santo una entrada en la plaza del Justicia,tiñendola del rojo de sus  terceroles y capirotes, al son de sus toques, unificando sus tres secciones a la espera de un redoble inolvidable de honor y despedida al Señor atado a la Columna. Los hemos visto innovar concurso tras concurso con toque de voces superpuestas, saliendo de diferentes sitios, redoblando con timbales, con parches de madera, con baquetas rajadas......, concurso al cual hubo que poner normas para limitar (les) tanta novedad. Los que me conocen, los que tocaban el tambor conmigo de críos, lo puedan decir. Yo quería tocar con ellos, pero como eso no podía ser, decidí-mos tocar como ellos. Y cuando pudimos lo conseguimos. Lo reconozco, pecaba en el sexto de los "capitales".

Pero no solo nos ha dado esto la Columna. De todas las cofradías se aprende, y la columna ha sabido coger lo mejor de todas. Su estructura organizativa como cofradía es envidiable (vuelve a a aparecer el sexto pecado), y en esto si que son un modelo a seguir en todo su conjunto. Su obra social, sus publicaciones, su hemeroteca y archivo, el celo por el patrimonio (volviendo a las marchas, Nápoles revindicaba en la revista de diciembre que está muy bien crear nuevos toques, pero sin olvidar los antiguos), por la difusión del mensaje, del evangelio, por su participación en congresos, por la riqueza de su vida de hermandad a lo largo de todo el año........ Sin duda la manera de organizar esa gran sección ha servido de escuela para organizar al resto de la cofradía. Los tambores han servido de vivero, como tantas veces decimos, para crear cofrades y estos cofrades han creado una gran cofradía. Sorprende que en cuarenta años solo hayan tenido cuatro delegados, cuando hay otras cofradías que parecen el Real Zaragoza cambiando de entrenador. Se podría pensar que su fortaleza está en los personalismos (con los que lógicamente no todo el mundo estará de acuerdo).... tal vez, con su filias y sus fobias, pero esto hay que ganárselo, y sin una estructura organizativa y el apoyo del personal esto no se consigue.

Cincuenta años, que sean muchos más y que nosotros lo veamos


viernes, 3 de marzo de 2017

CARTAS COFRADES 2017-VI: Primer viernes de marzo



Tantos años escribiéndote cartas y nunca te he mencionado que Zaragoza también tiene su primer viernes de marzo dedicado al culto de Cristo Cautivo.

Viernes 3 de marzo. Tenemos una cita en la iglesia de San Miguel de los Navarros, donde si todos los días, nada más entrar en ella, nos espera Jesús Nazareno, hoy más que nunca. Sin duda una de las imágenes más veneradas de nuestra Semana Santa y de la ciudad, gracias al cuidado y dedicación devota y la historia que ha mantenido a lo largo de los siglos la cofradía de la Esclavitud de Jesús Nazareno. Solo hay que ver como está hoy la parroquia desde primeras horas de la mañana.

Como en otros lugares de España y también de Hispanoamérica, el culto a Cristo Cautivo se inició a finales del siglo XVII tras el rescate de la imágen que actualmente se venera en Madrid y es conocida como el Cristo de Medinaceli. La historia es de lo más interesante. En 1681 la colonia española de Mámora, en el norte de África, llamada por los españoles San Miguel de Ultramar, cayó en manos del sultán Musley Ismael y la imagen del Nazareno que en esa colonia se adoraba fue llevada a Mequínez, siendo arrastrada por las calles en señal de odio contra la religión cristiana.

El Padre de la Orden de la Santísima Trinidad, Fray Pedro de los Ángeles se presentó ante el sultán, solicitando el rescate de la imagen, por el cual pidió el rey su peso en oro. El relato asegura que la balanza se equilibró solo con treinta monedas. Llegó a Madrid en el verano de 1682 con fama de milagrosa y ese mismo año se organiza la primera procesión a la que asiste "todo Madrid", pueblo fiel, nobleza y hasta la Casa Real. Como consecuencia de la liberación de la imagen se produce la fundación de numerosas esclavitudes cuyo fin más importante era rendir culto a Jesús Nazareno y poder reparar las afrentas recibidas por los turcos. Y Zaragoza cuenta con su cofradía desde marzo de 1759. Muy unida a la Semana Santa zaragozana, no deja de ser un EcceHomo ante Pilatos, ya en sus primeros años celebraba una procesión el Domingo de Ramos, incorporándose a la general del Santo Entierro en 1858, por lo que, tras la Sangre de Cristo, es la que más tiempo lleva participando, conformándose como filial de esta en 1940.

La historia de la ciudad también ha influido y la ha acercado a la Semana Santa. El 15 de Junio de 1808 el convento de los PP. Trinitarios, que estaba en lo que hoy es paseo de María Agustín, fue bombardeado por las tropas francesas que sitiaban la ciudad y, como cuentan las crónicas de Casamayor, la imagen de Jesús Nazareno fue trasladada hasta la Iglesia de San Lorenzo. En 1821 se estableció que la imagen fuera venerada en la Iglesia de San Cayetano compartiendo sede con otras cofradías en esta iglesia, y en esos años, Tomás Llovet que trabajaba en diversos pasos del Santo Entierro, realiza una réplica de la imagen titular. Será en 1944 cuando se erija en su actual ubicación, a la que los cofrades unimos inmediatamente. Es ver u oír San Miguel y pensar en los Nazarenos.

Y esta unión tiene cada primer viernes de marzo su día principal. El trajín de fieles al Nazareno por la iglesia es constante a lo largo de todo el día. La cofradía pone todo su empeño en el besapies y este además facilita una cercanía a la imagen como ningún otro día.

No son las filas interminables que veremos en los telediarios desde la iglesia de Jesús de Medinaceli en Madrid, No habrá fieles haciéndolas durante horas para ser los primeros en pedirle tres deseos. Tampoco acudirá ningún miembro de la Casa Real. Pero Zaragoza puede presumir de devoción, de Esclavitud y de una presencia de siglos que engrandece su Semana Santa.