lunes, 29 de febrero de 2016

CARTAS COFRADES 2016-IV: Eduardo Acón


Este miércoles 2 de marzo se convoca el Sanedrín. Será un Sanedrín especial. Falta uno de sus miembros fundadores, y si siempre resulta emotivo el momento en el que durante su reunión anual se recuerda a aquellos cofrades que nos han dejado, podemos imaginar cuando se recuerde a Eduardo Acón.

La última vez que hablé con él fue durante el pasado Concurso de Tambores. Me invitaba a hacer el “memento” de su tío Roberto Acón para el Sanedrín 2015. Pasado mañana nos emocionará oír el suyo. No éramos amigos. Tan solo conocidos  de generaciones cofrades distintas pero coetáneas. Uno de esos cofrades, de la generación posterior a aquellos que dieron forma a nuestras bandas de tambores (lo que aún supone haber dado a nuestra Semana Santa zaragozana), consolidadas (secciones y Semana Santa) por aquella a la que pertenecía (la de los Torrubiano, Velilla, Julio Lázaro, Bailo, Abadía, Nápoles……). Uno de esos cofrades que cuando todos hemos llegado estaba allí, y seguía allí hasta que nos dejó. Con su bombo descolorido y desencajado casi hasta su última procesión, y muy pocos pueden contar hacer eso durante más de 40 años ininterrumpidamente. Y trabajando por su cofradía y por la Semana Santa de su ciudad

Un personaje peculiar, con una visión muy particular de nuestra Semana Santa que la vinculaba a su raíz, a su esencia y a los orígenes de nuestras cofradías. Su persona originaba filias y fobias, como ocurre con toda la gente que da la cara (desconfía de los que no se mojan), pero con lo bueno y lo malo, representaba entre otros, la esencia orgullosa de quien se sabía cofrade zaragozano. Para muchos, con el identificabas a su cofradía, la de la Entrada de Jesús en Jerusalén, también la más zaragozana entre las zaragozanas: una sola procesión, un solo paso (de los zaragozanos Albareda), capirotes y terceroles, palmas de Elche y tambores del Bajo Aragón (que sería de nuestras procesiones sin el añadido importado).

Tan particular que para él la Semana Santa comenzaba con la procesión de la Entrada y continuaba el lunes con el Nazareno, el martes con el Huerto, el miércoles con el Encuentro, el jueves en la Calle Alfonso-Manifestación y el viernes con las Siete Palabras para terminar con el Entierro. ¿Me entiendes lo de las filias y fobias verdad?.


Por todo esto, y mucho más que nos contarán sus amigos en el Sanedrín 2016, será de esos cofrades recordados con nombre y apellido más allá de una cruz in memoriam. A Dios rogando y con la maza dando.

jueves, 25 de febrero de 2016

CARTAS COFRADES 2016-III: La Humillación



 
Llevamos unos años de “setentaicincos” aniversarios y en este podemos darnos la enhorabuena de que una de nuestras cofradías zaragozanas cumpla veinticinco. Tiene su merito. No es lo mismo venir con carrerilla desde una sociedad ideológicamente marcada por la hegemonía de la Iglesia Católica en todos los aspectos de la vida pública e incluso privada, que arrancar en una sociedad laica y aconfesional. Y como siempre se dice. Lo importante no es llegar, sino mantenerse. Es cierto que la Cofradía coloquialmente conocida por todos como la Humillación contaba con la experiencia de muchos de sus cofrades en la Cofradía de Jóvenes del Rosario, pero veinticinco años suponen toda una generación. Sitúate en 1992. A lo mejor ni habías nacido. La de cosas que han cambiado. Y parece que fue ayer…….
 
Como en todo aniversario, la Junta de Gobierno ha preparado una serie de actos conmemorativos que nos ayudan a conocer mejor a la cofradía en cuestión, y poner en valor todo lo conseguido y el camino recorrido. No podía faltar la exposición conmemorativa. Y la de Cofradía Jesús de la Humillación, María Santísima de la Amargura y San Felipe y Santiago el Menor sirve,  como todas, para poder contemplar con tranquilidad el patrimonio procesional e histórico de quien celebra, pero también, y en este caso gracias a dos imágenes, para recordarnos el largo recorrido de la Semana Santa zaragozana que transciende más allá de sus actuales cofradías, tengan veinticinco o vayan camino de los ochenta años.
 
Gracias a la exposición que hoy jueves 25 de febrero llega a su fin podemos contemplar por primera vez juntas todas las imágenes con las que ha procesionado esta cofradía a lo largo de los años, pues junto a sus dos imágenes titulares están aquellas en torno a las cuales se fundó  y con las que conformaba sus primeras procesiones.
 
Estas dos imágenes de Jesús de la Humillación y María Santísima de la Amargura están unidas tradicionalmente a los nombre de José Alegre y de Tomás Llovet, dos de los escultores aragoneses más significativos de la imaginería de la Semana Santa zaragozana. No hay ninguna fuente documental que  lo certifique, pero el beneficio de la duda ya vincula a esta exposición y a la cofradía con la gran historia des nuestra Semana Santa. En el caso del Cristo, que originariamente era una antigua imagen de Jesús camino del Calvario a la que se veneraba en San Felipe, si que es cierto que presenta el nombre de “Alegre” en el pie. De la Virgen no hay nada, salvo la época y el estilo para atribuirla a Llovet, sin embargo no solo enraiza con la historia por esta vinculación sino por ser aquella con la que la Venerable Orden Tercera organizaba el Santo Encuentro a lo largo del siglo XIX y bien entrado el XX.
 
El deseo legitimo de toda cofradía por tener sus imágenes titulares propias hizo que se  sustituyeran ambas esculturas por otras. Como en tantos otros casos ha supuesto que un posible “LLovet” y un casi seguro “Alegre” dejaran de figurar en el patrimonio actual de nuestra Semana Santa. Eso si, fueron sustituidas por dos obras escultóricas también del siglo XIX, muy acordes con el estilo zaragozano y muy parecidas a sus predecesoras. En otros casos, en otras hermandades, no podemos decir lo mismo, y solo el paso del tiempo termina juzgando.
 
En San Felipe podemos rendir culto a las imágenes titulares de la Humillación. Y en el Convento de las Madres Clarisas de Santa Catalina, en la calle San Miguel a la antigua Virgen de la VOT. Sin embargo, el supuesto “José Alegre”queda postergado a un almacen de la parroquia de San Felipe.La Cofradía Jesús de la Humillación, María Santísima de la Amargura y San Felipe y Santiago el Menor nos invita a compartir con ellos estos días de celebración. En breve presentarán una publicación y su página web siempre es un motivo de visita para conocer a fondo la cofradía y nuestra Semana Santa.
 

jueves, 18 de febrero de 2016

CARTAS COFRADES 2016-II: Ellas





La actividad cofrade ha tenido presencia desde el minuto 1 en este 2016 ya que entre el 29 de diciembre y el 26 de enero se celebró la exposición “Ellas. Protagonistas de la Semana Santa”, en la Casa de la Mujer y organizada por la Asociación Cultural Redobles. Muestra valiente, arriesgada y muy distinta a lo que solemos presenciar. 

No somos dados a la discriminación positiva ni a lo políticamente correcto. Pero hay cosas que es necesario visualizar. Y también recordar, que no siempre todo ha sido igual.

Nuestras cofradías son reflejo de la sociedad en la que vivimos. No solo el Parlamento que se acaba de configurarse hace pocos días. Al tener un componente religioso nos pueden tachar de sectarios, pero entre nuestras filas hay personas de izquierdas y derechas, de la vieja y la nueva política, estudiantes, trabajadores, parados, ninis, del Madrid, del Barca (casi todos del Zaragoza), de la Cope, de la Ser, hombres encorbatados y rastas, …..hasta ateos (imagino que por la gracia de Dios, como decía Buñuel)

Y también niños y niñas, chicos y chicas, hombres y mujeres. Y dentro de estas como nos mostraba la exposición, estudiantes, trabajadoras, deportistas, asalariadas, profesionales liberales, amas de casa……. Y como nos mostraba la exposición, y podemos ver en el catálogo, orgullosa de su trabajo y orgullosa de vestir su hábito y mostrarlo (y muy valientes al hacerlo fuera de su hábitat natural. No todos nos hubiéramos atrevido)

Y el poder hacerlo supuso una conquista más por parte de las mujeres. Porque no son tantas las décadas que han pasado para encontrar impedimentos a la presencia activa de las mujeres en la vida cotidiana de una hermandad. Desde finales de los 60 nuestras cofradías lo fueron permitiendo, consiguiendo así el que no lo hicieran de forma clandestina como nos contaban desde la cofradía de Jesús Camino del Calvario en una revista de la Junta Coordinadora de hace un par de años. Pero es que, en “semanasantas” tan representativas, y que tanto han marcado la nuestra, como la de Sevilla o Hijar, las mujeres no pudieron vestirse de nazarenos hasta 1987 o tocar el tambor hasta 1997...

Desde aquí animamos a leer en el catálogo un pequeño texto (que en ningún caso compone un estudio o un libro como se comenta por algún sitio) que pone letra a las estupendas y originales fotografías de Marcos Cebrián para la exposición. O leer un estudio en el nº 8  del Tercerol, Cuadernos de Investigación de 2004. Allí veremos no solo que las mujeres no lo tuvieran fácil. Es que no se lo ponían fácil.

A día de hoy, no es que tendríamos otra Semana Santa u otras cofradías si no llegan a incorporarse las mujeres con total derecho. Es que a lo mejor no tendríamos Semana Santa o esta se limitara a algunos actos de manera residual.

El gran sorpaso que dicen los politicos, en nuestras cofradías, en relación a popularidad de las mismas y aumento del número de cofrades, se produce durante la década de los 80, en los años en que ellas comienzan a incorporarse de manera mayoritaria igualando en número a los hombres. Primero fue el hábito, luego los instrumentos, los pasos, las peanas o las trabajadoras…… Hoy en día, y a pesar de que han aparecido nuevas cofradías, nos movemos prácticamente con los mismos números que en los años 90. Si solo hubiera sido cosa de hombres seguramente nuestras celebraciones no tendrían el calado popular que han mostrado las últimas décadas.

Y aún así, la Piedad tiene su punto, la Congregación de Esclavas y su femenino habito lo mismo, o los 50 varones de la Sangre de Cristo. De la misma manera que enriquece el que las mujeres puedan elegir vestir hábito o ir de mantilla en las procesiones, o en los nazarenos incluso cubrirse con el velo de la esclavitud. O tantas costumbres que conservan las cofradías que confieren papeles distintos a hombres y mujeres.

Es bueno recordar. Pero también es bueno revindicar. Y si no, le das un vistazo a los actos culturales, a las mesas de ponentes y diversas ceremonias en las que participaremos en estos días. La presencia masculina sigue siendo la que mayoritariamente lleva la voz cantante. Aún se deberán dar algunos “pasos” más hasta llegar a conseguir que hombres y mujeres se presenten en igualdad de condiciones a otros cargos, otras responsabilidades y realizar diferentes labores desde la equidad en todas ellas. El número de Hermanas Mayores ha sido limitado hasta ahora (Valle, Mª Ángeles, Justina, Carmen, Charo, Mª Jesús.... antes Ernestina.....). Pero lo mismo pasa para presidente del Gobierno, por lo cual seguimos siendo reflejo de una sociedad que hay que conquistar.


Hoy en día no entenderíamos aquellas palabras de un Hermano Mayor de los años 40 que, para preservar los derechos adquiridos por su cofradía en el Santo Entierro ante las peticiones efectuadas por la única cofradía femenina, declara que no ha lugar a la modificación propuesta, que podría producir enojo en la mayoría de nuestros cofrades, ante los que no podríamos fundamentar la modificación, máxime cuando la Iglesia concede siempre a los caballeros la preferencia de ir más próximos al centro o motivo principal de la procesión, que en este caso es la Cama del Señor”.


viernes, 12 de febrero de 2016

CARTAS COFRADES 2016-I: El cartel de Semana Santa

Amigo Javier. Me preguntabas ayer en el primer programa de radio Pasión en Zaragoza que que pasaba con “las entrecomilladas” este año. Ya te dije, que no encontraba temas de los que hablar sin que sonara a más de lo mismo. Y eso que a mí me gusta que las cosas suenen a lo mismo de siempre. 

Tal vez ha llegado tan pronto la Cuaresma que nos ha pillado con el pie cambiado, y eso en una peana o marcando el paso en la lenta provoca un efecto muy feo. Aún así ya hemos tenido tres exposiciones (“Ellas” en la Casa de la Mujer, “188 horas” en San Cayetano 3, y la del 25 aniversario de la Humillación), la presentación de un catálogo, ensayos, ponencias sobre pasos, dos programa de radio, donaciones de sangre, Miércoles de Ceniza, quinario….………  y en puertas de un fin de semana del que dicen es el patrono de los enamorados, cargado de actos de los que nos enamoran: charlas cuaresmales del Calvario, Pregón de la Juventud, actos solidarios, ensayos o la presentación del cartel de Dominum Nostrum…… (ves Javier…. Esta carta podría ser del año pasado, o del anterior, o del anterior….)

Pero ya que hablamos de carteles, son estos los que me ha empujado a escribirte. Leí hace días a Antonio Burgos, el periodista famoso defensor de las costumbres andaluzas, criticar la moda de los carteles laicos de Semana Santa, algo que aquí, de momento, no ha llegado. No ha llegado pero el de Navidad era una invitación a vivir la cultura. Y Dios nos coja confesados cuando el cartel de no dependa de la Junta Coordinadora.

El cartel de la Semana Santa zaragozana, en las últimas décadas, siempre ha sido una fotografía, la de este año vuelve a ser de Jorge Sesé, como dirían en los medios radiofónicos, fotógrafo de cabecera de la Junta Coordinadora. Y el motivo protagonista se elige en torno a la cofradía responsable de la organización del Pregón. Esto hace que por primera vez en esta ocasión visualicemos y concedamos espacio a joven Hermandad de Cristo Despojado de sus Vestiduras en una estupenda instantánea donde no solo destaca el hábito granate y el blanco tercerol sino también la luminosidad de las naves de San Juan de los Panetes, algo solo posible con el dominio técnico.

Su presentación al público, y más desde la aparición de las llamadas redes sociales, siempre ha generado comentarios. Como en casi todo evidentemente se oye más a los críticos (que no siempre tienen por qué ser criticones). Que si la Semana Santa no son solo tambores, que no aparece ninguna imagen religiosa, que si los chinos, que si se podría arriesgar un poco más y para quee no pareciera un cartel de Información y Turismo de tiempos de Fraga con los que los funcionarios decoran sus espacios de trabajo…….

El Bajo Aragón que es un referente que ha marcado el devenir de nuestra Semana Santa tiene una estupenda colección de cartelería de la Ruta ya desde los años 70. Como en otras zonas de la geografía española adquiere un estilo propio que definiria una manera de hacer el cartel de Semana Santa. Con el paso de los años unos van adquiriendo poso de gran obra mientras que otros no. Pero todos son reflejos del momento en que se hicieron. Pasa como con los carteles de las Fiestas del Pilar. Goya solo pintó una cúpula y una bóveda en la Basílica porque no gustó en su momento. 

Mejor sigamos teniendo estupendas fotos, visto lo visto en otros sitios según apuntaba Antonio Burgos (aunque es cierto que en e de Cartagena si que se adivinan nazarenos dentro de una manzana-corazón), de otra forma aún daría más tema de conversación, especialmente si el promotor fuera el Ayuntamiento, que curiosamente sigue pagando su edición y distribución, siendo el único cartel de una festividad zaragozana que no elabora y al que no pone condiciones. Ni siquiera en su momento con la imagen del tranvía (si podéis mirar carteles de cuando se inauguró la línea, en todas salía, fuera San Valero, Carnaval, Fiestas de Primavera, festivales del Ebro o el Pilar).

Bienvenidos los carteles, incluso aunque se critiquen. Señal que se ven, importa e interesan. Y bienvenidos también en los últimos años las estupendas colecciones de la Piedad, el Descendimiento o la Humildad. Mañana otro cartel, el del Dominum Nostrum. Yo iré a por el mío.

jueves, 11 de febrero de 2016

ESTAMPAS DE MI CIUDAD: Una puerta del Ministerio del Tiempo





Que sea del Ministerio del Tiempo. Es la única explicación posible de la existencia de semejante puerta y pared tan indiscretamente colocada en uno de los restos monumentales más visibles del pasado romano de Zaragoza.

 Ahora que la serie de Televisión Española vuelve a estar en la programación, y que Pablo Iglesias quiere acaparar para si todos los Ministerios estratégicos del Gobierno (Economía, Sanidad, Educación, Defensa e Interior, más el control de TVE y Vicepresidencia incluida con el dominio del CIS, del BOE, del CNI....), solo le falta el Ministerio del Tiempo, y así borrar de la historia de España todo aquello que les incomoda: los Reyes Católicos, la Reconquista, la Colonización de América...... y de paso plantarse en el año 33 cargarse a Barrabás y por si acaso a a Poncio Pilato y así liquidar la Semana Santa (un quebradero de cabeza menos después de lo de las cabalgatas de Reyes o el Carnaval).