domingo, 26 de abril de 2015

CARTE POSTALE DE PARIS IX: Buscando a Quasimodo


















Merece la pena ser el primero en hacer la fila y esperar un rato antes de que a las 10 horas abran la puerta a la torre de Notre Dame que da acceso a la galería de las quimeras. Puedes hasta sentarse y leer lo que descubrirás arriba, a 387 escalones de distancia, mientras esperas. Merece la pena poder llegar el primero, estar a solas con los vigilantes de París a casi 50 metros sobre la ciudad.

El mundo de Quasimodo, de Victor Hugo, entre algunas de las estatuas más misteriosas del arte cristiano. Diablos sonrientes, harpías, grifos, un pelicano, el elefante pigmeo, demonios burlones símbolos de París que contemplamos a sus pies ….

Cincuenta y cuatro esculturas (gárgolas solo son las que evacuan agua de los tejados… y las más conocidas, las que forman parte de la simbología reconocible de París, no son gárgola) interrelacionadas entre si, rodeadas de leyendas y misterios, que van desde una guía de la alquimia hasta la leyenda de la piedra filosofal.