domingo, 20 de abril de 2014

CARTAS COFRADES 2014-XXIV: Domingo de Resurreccion

Agotamos las 188 horas y alguna mas. La Pasion se acabo y los catolicos celebran la Resurreccion de Cristo, razon de ser detodo lo anterior. Y los cofrades zaragozanos desde 1978 tenemos la posibilidad de manifestarnos por la calle acompanando a la Hermandad de Cristo Resucitado, como siglos atrás tenia lugar aquella que partía del Convento de San Francisco y que tenia mas importancia que el propio Santo Entierro. Desde hace tres años la procesión se inicia de San Cayetano, todo un acierto de recorrido y del sentido que da a nuestro sepulcro que es San Cayetano. Y desde allí, con la Virgen de la Esperanza hemos acudido al Pilar, faro y luz de la religiosidad zaragozana de donde surge la imagen del Resucitado.

Encuentro Glorioso. Tambores y jotas como en ningún sitio encontraras y vuelta al colegio de los Agustinos donde ponemos fin a nuestras pasiones

Una gran año que recordaremos todo el año esperando que se vuelva a repetir porque no habíamos tenido pleno de procesiones desde 2004. Diez años que se dice pronto. Seria injusto decir que lo mejor de esta semana ha sido el tiempo, pero gracias a  él no se ha vivido ninguna frustración, tan frecuentes en estos años, especialmente en el aciago 2013.

Pero no podía ser de otro modo. Los 75 años tocando el tambor en Zaragoza se merecían este tiempo, lo mismo que el Descendimiento, la Entrada y las Siete Palabras en sus aniversarios. Como esa procesión tan especial de las Siete Palabras, como ese paso de Miñarro o la escultura de Arteaga Navarro que merecían ser recibidos en Zaragoza con este tiempo y que hasta en blogs sevillanos han tenido su eco.

El año de los timbales de la Piedad restaurada, o el de la simbiosis de tambores y matracas en el Ecce Homo, también lgo que solo encontrarás aquí. El año del segundo cuerpo de acolitos en la Eucaristia y del segundo pertiguero. Y el de Jesús orando en el huerto, vestido sencillo a la par que distinguido.

El Prendimiento llenando calles y plazas, lo mismo que la Columna, presente y protagonista casi todos los dias. Una Humildad que se come la noche del Domingo de Ramos y nos ofrece un recorrido apasionante y recogido.

Coronación de mañana y tarde y cuyo piquete rindió honores al Cristo de la Cama durante todo el Santo Entierro.  Y Humillación, imposible congregar a mas gente en la calle Alfonso la tarde de Ramos.

El año que los nazarenos nos proponen una nueva concepcion de paso y en el que el Calvario pudo fotografiar su pena de la Caída pasando bajo el arco de San Ildefonso. O el que salimos todos a esperar llegar a Jesús abrazado a la Cruz un Martes Santo a San Cayetano y ver llegar a la Llegada acompañada de la Cofradía de San Lamberto.

Y lo que esperamos ver en Cristo Despojado terminamos viéndolo en Nuestro Padre Jesus de la Agonia, una agrupación de tambores y cornetas. La buena noticia que las heráldicas del Silencio se multiplicaron por seis en un año.

La Exaltacion pone musica y muchas cosas más a la mañana del Jueves Santo y la Crucifixión se suma a la recreación de la procesión de las Siete Palabras. Las Esclavas nos recuerdan lo que es el silencio y el respeto en una procesión, y la Dolorosa por fin acude al Encuentro sin sobresaltos y su Virgen sale a la calle tras pasar dos años (naturales, no cofrades) sin hacerlo

Y en un año donde la Sangre de Cristo dio tema a tertulias y redes cibersolciales, lo mas importante de todo es que el Santo Entierro se desarrollo una vez mas y de manera espectacular bajo la luz de primavera de las primeras horas y el calor de una noche primaveral.

Un año...... ya queda menos de un año.