jueves, 17 de abril de 2014

CARTAS COFRADES 2014-XIX: Miércoles Santo


El Miércoles deseado. El que merecíamos las siete cofradías que hemos procesionado esta noche. Siete, como los Dolores de la Virgen, que desde 2010 hemos padecido suspensiones, imprevistos e incidentes concentradas en estos años como nunca había sucedía en décadas.

El año pasado comenzaba la carta de hoy diciendo que no me apetecía escribir, pues poco había que contar. Este año es distinto, y cada uno de nosotros en su procesión interior tendrá innumerables emociones y sentimientos que contar. Desde unos ojos tras un tercerol no se puede trasladar lo que ha acontecido más allá de su campo de visión. Otros, cada vez somos más los que queremos divulgar nuestra Semana Santa, nos lo contarán. Sergio Navarro ya la titulaba ayer en su web como la noche eterna. Seguro que ha sido uno de los mejores Miércoles Santos vividos para muchos, especialmente aquellos cuyo recorrido cofrade se reduce a estos últimos cinco años. Enhorabuena para estos y esperamos continuéis con nosotros muchos años más.

Fernando Saldaña Torres en una columna del Heraldo explicaba perfectamente el sentimiento que se vive una mañana de Miércoles Santo en San Cayetano. Seguro que es parecida en Santa Engracia, Altabás, San Felipe, San Francisco, la Parroquia de la Coronación y las Mónicas. Y estamos deseando que nos lo contéis. Eso si, el protagonista de la mañana era el impresionante nuevo paso de las Siete Palabras.

Como la primera hora de la tarde en torno al Cristo de la Cama y su solemne colocación en el Monumento que mañana venerará Zaragoza. Con los años vamos ganando en conceder solemnidad a los actos que merecían tal tratamiento, más allá de colocar una escultura sobre un paso o un monumento.

Mejor olvidarnos de lo de los 130 y sus normas. Era noche para pensar en positivo, no en quejarnos ni poner trabas y la buena voluntad de todos y la organización medida ha solventado problemas. De todas formas,por la mañana casi había más pasos que gente. San Cayetano no crece en la proporción que lo hace la Semana Santa. De hecho, mañana, cuando se inicien los turnos de velas habrá cinco pasos más que en años anteriores.

Noche de Encuentros. Encuentro de María y su Hijo tanto en la Seo como en el Pilar. Noche de encuentro entre tambores y matracas como en ningún sitio encontrarás. Simbiosis de las Siete Palabras y el Ecce Homo con Mosen Molins Iquierdo en el recuerdo. ¡que bonito ese sube y baja !.

Viacrucis por el Arrabal, la Magdalena, Oliver y Torrero y Procesión de la Amargura con la Humillación. Calor en la calle y mucha gente. Y eso que había competencia mediática.

Y cuando acaban las procesiones, la Sangre de Cristo continúa su trabajo organizando San Cayetano, que mañana acogerá más pasos que nunca.

Todo apunta a un gran Jueves Santo, además con novedades.