jueves, 27 de marzo de 2014

CARTAS COFRADES 2014-X: El Sanedrín

Ya se ha reunido el Sanedrín de la Semana Santa de Zaragoza. Posiblemente, si no has sido nunca convocado, o tus impresiones sobre el mismo estén distorsionas por ciertas lecturas  y comentarios no alcances a percibir la verdadera dimensión que tal acto, que ya va por su sexta edición, está alcanzando en el sentir cofradiero de esta ciudad.

Un acto sencillo; no deja de ser una comida y una tertulia, pero sin parangón entre las amplias convocatorias que nos ocupan estos días. Comidas y cenas las hay, pero no como esta. Premios también, pero este es distinto (ni peor ni mejor, distinto). Lo mismo que tertulias (este año echamos de menos las de la Rotonda, aunque la Entrada está organizando unas mesas redondas muy interesantes). Pero esta se rodea de una unción especial. Es como uno de esos foros en el que políticos, empresarios o nombres influyentes se juntan a desayunar y a dejarse ver (que también, pero eso siempre será merito de los organizadores), pero que además generan opinión, debates y premisas que luego terminan poblando columnas en prensa escrita y tertulias radiofónicas.

El miércoles 26 de marzo mas de 50 cofrades, la mayoría de ellos con nombres y apellidos de peso bajo sus capirotes y terceroles en sus respectivos entornos, se juntaron en el Restaurante Asadora, y dieron forma a este Sanedrín anual en el que se homenajeó a todas las secciones de tambores de nuestras cofradías con el VI Premio Sanedrín, se recordó a significativos cofrades que nos han dejado en la últimas fechas y sobre todo, se habló y se habló mucho de Semana Santa, de cofradías, de pasos, de toques, de instrumentos, de tambores.... vamos de lo que nos gusta. No se paró de hablar de todo esto en las diferentes mesas repartidas por el salón durante la comida, y se siguió hablando en la posterior tertulia del café (que comenzaba a las seis), donde el tema estelar, como no podía ser de otro modo, terminó siendo las condiciones impuestas en San Cayetano.

Cartas atrás hablábamos de un Siglo de Oro de nuestra cultura cofrade. El Sanedrín (Eduardo, Arturo, Vicente, Jesús), no lo dudes, contribuye a que lo sea, aportando una dinámica distendida y sin corsé, sin cuotas y sin colores, sin jerarquías ni directivas, sin protocolos, ni prebendas, ni peajes. Suma. Como suman los tambores y las matracas, las carracas y las bandas, las cornetas y los piquetes, los pasos a ruedas y a varal y costal, las capillas y los coros, las cruces In memoriam y los "bacalaos", las saetas y las jotas, un Palao y un Miñarro...., o Redobles y el Sanedrín. Que bien marida (casi) todo en la Semana Santa de Zaragoza.

Y mañana abriremos los sentidos al Dominum Nostrum. Y el domingo la Jornada de Concurso-Exaltación y la semana que viene el Galardón Tercerol y su estupendo concierto. Llegan las citas deseadas.... y que nos duren muchos años.