martes, 5 de marzo de 2013

CARTAS COFRADES 2013-VIII: Tambores


¡Vaya fin de semana ehh! No hemos parado desde el viernes hasta la fiesta de la Cincomarzada entre presentaciones, conciertos de todo tipo, exposiciones varias, encuentros.... y aún hemos tenido a última hora la bendición de una nueva imagen para nuestra Semana Santa, en el Prendimiento, y la inauguración de la exposición de los amigos del Espacio San Cayetano 3.

Pero a veces el bosque te impide ver los árboles. Sí, ya se que la frasecita es al revés. Pero, ponte a pensar, ¿que es lo que han hecho más cofrades y durante más tiempo este fin de semana?, ensayar, tocar el tambor, el timbal, el bombo, la corneta.... también la matraca y la carraca. Entre otras cosas porque el año pasado el 55,17% del total de cofrades en procesión tocaban un instrumento. Mayoritariamente el tambor. Zaragoza es tambor (y bombo y timbal). Se de unos que han juntado casi 24 horas ensayando a lo largo del fin de semana ("a menudo los hijos se nos parecen").

Mi admirado Sergio Navarro decía hace unos días en su web que un cofrade de postín apostillaba que en Zaragoza el tambor ya había dado todo lo que tenía que dar. Es como decir que ya ha tocado techo. Pues a lo mejor, pero el techo está muy alto. Dentro de 75 años hablamos a que altura ponemos diferentes techos, ¡Y ojala todos suban muy alto!. De momento, solo viendo ensayar a "esos locos bajitos", se ve que este  va a continuar alto por mucho tiempo. Anda.... diles a esos que comienzan ahora que esto no da más de sí. Porque "locos bajitos", altitos, de primera fila, de las de en medio, de la última, con bandolera comprada en Guallart hace 33 años, o tambor todavía por estrenar en procesión .... "locos por la música" hay en todas las cofradías.

¿Y sabes por qué?, porque por encima de todo el tambor es participación, no tiene examen de selectividad ni "números clausus". No hay límite de edad, ni alturas, ni aguante, solo el que uno se quiera poner. ¡Ni siquiera hace falta ser un virtuoso!. Es más, puedes llevar toda la vida tocando el tambor sin saber tocarlo. No se si todos por igual, pero si todos a la vez.

Al año que viene, y de la mano de las Siete Palabras, celebraremos  los 75 años tocando el tambor en Zaragoza, y varias generaciones de cofrades zaragozanos tendremos motivos para celebrarlo. Algunas familias con padres, hijos, nietos.

No hay comentarios: