miércoles, 20 de febrero de 2013

CARTAS COFRADES 2013-IV; ARTE

Antonio Palao, alrededor de 1862
Te decía en la anterior carta que esta Cuaresma iba a ser fascinante. Fascinante sin duda ha tenido que ser para Francho Almau participar en la restauración de dos de las esculturas del rico patrimonio de la Sangre de Cristo, como nos ha contado esta tarde en la 1ª sesión de las Jornadas Culturales de la Junta Coordinadora.

Si ya de por sí el trabajo responde a ese calificativo utilizado, este lo ha tenido que ser mucho más si durante meses lo realizas en unas dependencias sobre la sacristía de San Cayetano, e intervienes sobre una talla fascinante (otra vez) y enigmática para ser una "dolorosa" de mediados del XIX de un escultor afincado en Zaragoza. Esto es lo que pueden contar todos los que la h..... an presenciado.

Cara de "dolorosa", cuerpo y postura de "venus", tallada y policromada en su totalidad. Desconozco si hay otras similares, pero desde luego se encuentra muy alejada de la tradición española de imágenes de "candelero", ejecutadas para ser vistas vestidas. Desde luego esta no puede ser vista sin vestir. Dan ganas de escribir una novela fantaseando o elucubrando sobre un ficticio origen.

Ya sabes, nuestra Semana Santa, exenta de Salzillos, Gregorios Fernández, Montañés, o "anónimos de reconocido prestigio", no es vendible por su arte en la calle, aunque todos sabemos que el valor de un "titular" (como se dice ahora también en Zaragoza de un tiempo a esta parte) se mide con el corazón.

Sin embargo, la historia y la leyenda del Cristo de la Cama (la otra imagen cuya restauración nos han presentado hoy), el Ecce Homo de San Felipe, gótico flamenco en nuestra ciudad, y gemelo del de la capilla de San Esteban en la Catedral de Burgos, el cual descubrí con asombro cuando estaba siendo restaurado por un cuñado en la capilla del Condestable convertida en taller, y la enigmática talla de la "Dolorosa" de Palao, hacen que también podamos tener orgullo de arte en nuestras calles. Aunque, lamentablemente, la "Dolorosa" de Palau, rebautizada de 1987 a 1994 como "la Soledad", desde 1995 no participa en ninguna procesión. Eso si, felizmente fue recuperada por la Hermandad propietaria para el también recuperado Sábado Santo desde 2011.


3 comentarios:

Pedro Guillén dijo...

En tus crónicas nos tienes acostumbrados a disfrutar leyéndolas sin necesidad de cambiar ni una sola coma, pero en este caso quiero aportar un dato. La denominación de "titular" referente a alguna de nuestras imágenes o pasos es tan antigua como algunos de ellos. Mi querido Cristo de José Bueno siempre ha sido llamado así, no recuerdo nunca llamarlo por su advocación. Ya en el boletín correspondiente a la Semana Santa de 1949 es denominado así, el mismo año de su primera salida procesional. Como te lo haré llegar, podrás comprobar que además se encuentran las papeletas de asistencia a la misa, capítulo, guardia y procesiones, realmente curioso. Gracias por tus crónicas. Un fuerte abrazo.

Jorge Gracia Pastor dijo...

Estimado Pedro, encantado de encontrarte al final de la carta y de que me hagas llegar todas esas curiosidades, seguro que vamos a coincidir mucho estos días. Efectivamente la palabras "titular" o "titulares" siempre han acompañado en nuestras publicaciones a la palabras "imagen" o "imágenes". A lo que me refería es que últimamente a esas palabras se les da un uso de sustantivo explicito acompañado solo de los pronombres posesivos "nuestro" o "nuestros".

Gracias por la aportación. Es lo que tiene estar educado solo en una cofradía. Corres el riesgo de elevar lo tuyo a categoría

Jorge Gracia Pastor dijo...

Ah.... en cuanto a las comas..... haces mal en no querer cambiar ninguna..... pues suelo tener problemas con ellas.