miércoles, 23 de enero de 2013

El Ebro desbordado

Una buena lectura  para estos días, la de las historias de las crecidas del río en Zaragoza. El Ebro baja bravo, espectacular, lastima los problemas que crea en los pueblos ribereños, y eso que aquí ni siquiera a inundado la arboleda de Macanaz (o lo que queda de recuerdo de una arboleda).