miércoles, 2 de noviembre de 2011

“Vista de Zaragoza desde la torre de la Magdalena hacia 1864”

Ya se que lo he comentado más de una vez, pero asumo el riesgo de repetirme si con ello hago justicia a la generosidad de un amigo. Quedar a tomar café con Sergio Navarro (a fin de cuentas es mi editor) supone volver a casa con un libro de regalo. O dos. O tres como sucedió en la tarde de Todos los Santos. Voy a hablar de uno de los que me regalo ayer (“La luz sepultada” de Irene Vallejo aparecerá en breve, imagino, en la sección Lecturas 2011-2012, y en cuanto al poemario de Pierre de l. soy demasiado simple para poder decir algo sobre el mismo).




“Vista de Zaragoza desde la torre de la Magdalena hacia 1864” lleva por título el libro que rescató del Rastrillo de Ozanam para pasar a engordar mi biblioteca (y la suya).



A partir de una magnífica foto coloreada de la ciudad encontrada hace poco por José Luis Cintora en una subasta de Internet, Pilar Lop ha publicado un libro donde detalla los edificios que se ven.

Aunque el vendedor la describía como «de los años 20», el coleccionista había visto con claridad no sólo que en ella se veía la Torre Nueva, sino que ésta tenía el llamativo triple chapitel de placas de pizarra que fue desmontado en 1878. Esto, y que aparezcan la iglesia de San Lorenzo y el convento de San Francisco que fueron destruidos tras la revolución de septiembre de 1868 y que el Hogar Pignatelli aparece en un estado de obras, han ayudado para fechar la foto en 1864.

Con todo esto, el libro nos cuenta la historia de cada uno de los edificios y monumentos que se identifican en la foto. Y son muchos. Y que barbaridades se han hecho con el urbanismo de esta ciudad. Y no precisamente los franceses. Como cantaba la Bullonera "La culpa la tienen los amos, los de aquí y los forasteros. aunque unos lleven chistera y otros vayan de joteros".