miércoles, 6 de julio de 2011

AL NORTE DEL CAÑÓN DEL RIO LOBOS II: La diligencia.


Esta película de vaqueros que me he montado este verano encuentra evocaciones en grandes westers como “La diligencia” (1939). Más cuando lees al propio Machado, que también recorrió estas tierras sorianas, y te cuenta: “Tomé en Soria la diligencia de Burgos, que había de llevarme hasta Cidones. Me acomodé en la delantera, cerca del mayoral y entre dos viajeros: un indiano que tornaba de Méjico a su aldea natal, escondida en tierra de pinares, y un viejo campesino que venía de Barcelona, donde embarcara a dos de sus hijos para el Plata”. ¿A que suena a película de John Ford? Solo falta como viajero ringo Kid (John Wayne).

Aun sigue el relato de Machado: “El indiano me hablaba de Veracruz más yo escuchaba al campesino que discutía con el mayoral de un crimen reciente. En los pinares de Duruelo, una joven vaquera había aparecido cosida a puñaladas y violada después de muerta. El campesino acusaba a un rico ganadero de Valdeavellano, preso por indicios en la cárcel de Soria”.



La diligencia que me ha traído a mí hasta estas tierras es una Zafira (7 plazas). Hasta los topes. Si tuviera un tráiler también lo llenaría. Y los ocupantes se quejan de que van incómodos. ¿Cómo lo hacíamos en los 70 con una diligencia Seat 850, con los mismos ocupantes y equipaje para un mes en Benicarlo, más la jaula del periquito?. Más lejos, peores carreteras, menos espacio, peor coche…… menos quejas

No hay comentarios: