viernes, 13 de mayo de 2011

CRONICAS ROMANAS II: Subidón de adrenalina.




Visitar Roma me produce un subidón. Arte e historia por todos los rincones en un solar con restos e historias conocidas, documentadas y leyendas desde hace 28 siglos. Si a esto le sumas el tráfico y que cruzar una calle es un deporte de riesgo, visitar la ciudad te espabila, no es apta para empanaos. Cruzas por un paso de cebra y te pasan motos por delante y por detrás mientras lo haces, y cierras los ojos para que a los coches les de frenar. No es conveniente cruzar en los semáforos nada más que se pone verde, siempre hay una moto que le da tiempo a saltárselo. Y termina siendo un espectáculo la parrilla de salida de motos que se organiza en espera que el rojo se ponga verde y los émulos de Valentino Rossi quemen goma y abran gas.



Estas de paso, hay que tomarlo como es y mejor no enfadarse. Al revés, tomarlo como una experiencia e incluso envidiar que la ciudad funcione en ese bendito caos asumido, en donde hay pocos semáforos (y mucho menos en las rotondas. Te das cuenta que en Zaragoza sobran semáforos) y los viejos tranvías son más tolerantes que el que nos han puesto ahora en la ciudad. Los tranvías romanos (como los de Lisboa, los de Bruselas….) comparten sus vías con quien quieran pasar por ellas y no vi que pasara nada. Nosotros tenemos media línea y no te permite utilizar su carril, no te deja torcer a la izquierda, te quita paradas de autobús …….., con lo bonita que es la convivencia, la tolerancia y el mestizaje y nos ponen un tranvía excluyente (como el AVE). Seguramente es que soy un egoísta y como no me ha beneficiado en nada, solo veo lo que he perdido, además de tener que aguantar a mi suegro cabreado todo los días con el alcalde cada vez que viene a casa, que antes lo hacía en autobús y ahora no lo puede hacer y si viene en coche tiene que dar la vuelta al mundo para volver a su casa. De todas las maneras con que uno de vosotros me diga lo bien que le ha venido el tranvía cambiaré de idea (pero es que en mi entorno aún no lo he encontrado).

No hay comentarios: