sábado, 12 de marzo de 2011

CARTAS COFRADES X: CUARESMA EN LAS CATEDRALES.



“A esto le quedan dos días” me dice Chechu Izquierdo al concluir el viacrucis de la Seo de esta tarde en el que ha participado la cofradía. Y qué razón tiene. Yo estaba pensando lo mismo. Si quitamos las personas pertenecientes a la Hermandad (que si no llega a ser por la Coral eran bastante pocas) la media de edad de los asistentes seguramente sobrepasaba los 70 años. Ahora me explico porque al entrar no me dejaba pasar una señorita en la puerta. Le he dicho que iba a misa y ha dudado en creerme (y eso que ya me empiezan a asomar canas). Nunca entenderé porque en la Seo se pone tantas trabas para que la gente entre (a fin de cuentas la restauración fue gracias al Gobierno de Aragón y otras entidades colaboradoras). La gente suele ser muy respetuosa y el Pilar es un ejemplo. Pero bueno, la “iglesia” tiene una extraña habilidad para echar a las gentes de los templos. Si por lo menos fuera capaz sacar a Dios (“Baja a Dios de las nubes y llévalo a la fábrica donde trabajas, saca a Dios del retablo y mételo muy dentro de tu corazón”, cantábamos de jóvenes en los campamentos de Acción Católica).

Vuelvo a citar a Pedro Guillén que en su facebook, refiriéndose al debate que sobre las relaciones “Iglesia-Cofradías” se produjo en la Tertulia La Rotonda, decía que ambas deberían “conformar una relación indisoluble y fraterna, que pienso, hoy en día no existe”. La jerarquía eclesiástica a lo mejor se debería dar cuenta de que cierto tipo de liturgia, con reminiscencias anteriores al Concilio Vaticano II de palio, incienso, procesión y cánticos del tipo “perdona a tu pueblo Señor…..” solo se mantiene en movimientos conservadores dentro de la iglesia o en lo que ellos denominan, a veces de manera peyorativa, religiosidad popular (véase las cofradías). No hay relevo para actos como el de esta tarde o similares, y solo asociaciones como las cofradías pueden acercar a jóvenes de distinta procedencia. Por lo menos para que lo conozcan. Luego su decisión estará el volver o no. Sería injusto no nombrar a movimientos diocesanos y parroquiales, con una fuerte vivencia y compromiso de “iglesia”, pero que prefieren otro tipo de liturgia.

En las siguientes semanas acudirán la Coronación, los Nazarenos, la Oración en el Huerto y la Entrada. Esperamos ver las fotos que os he visto hacer (a pesar de las trabas de la señorita de la puerta) y las que haréis en breve. Desde luego, el marco incomparable.