martes, 28 de diciembre de 2010

Lecturas y películas en Navidad VIII: Los Santos Inocentes


El cine nació como una broma: El 28 de diciembre de 1895 los hermanos Lumiére presentaron por primera vez el cinematógrafo ante un auditorio. Quizá el efecto que produjo la "gracieta" de la locomotora dirigiéndose hacia el público a toda velocidad hizo que, durante un tiempo, nadie se tomase en serio su invento.



En España es costumbre realizar a día de hoy bromas de toda índole. Y ojala la broma de hoy de los periódicos y radios fuera lo de la subida de la luz y el gas, pero me parece que no, que van en serio. En esto de la crisis hay muchas cosas que chirrían (menos lo de los 4 millones de parados). Las compañías energéticas tienen beneficios y se les subvenciona, como a los bancos. Sin embargo no se cortan un pelo para cobrar lo que les debe el Estado. El lema aquel de los 70 de “ahorre energía que aunque usted pueda pagarla, España no puede” se va a transformar en ni usted ni España. Como le dijo rubalcaba a Gabilondo en su última entrevista, poco más o menos que ahora gobiernan los “mercados” ¿quiénes son los mercados”, los mismos que nos metieron en la crisis.



Si a alguien le apetece leer algo sobre la conmemoración cristiana del episodio hagiográfico del Día de los Santos Inocentes, la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, ordenada por el rey Herodes con el fin de deshacerse del recién nacido Mesías, puede ir al relato que sobre este episodio hace la Beata Ana Catalina Emmerick (1774-1824) monja católica mística, estigmatizada y visionaria alemana.

Desde pequeña decía tener visiones en las que se le aparecía principalmente Jesucristo cediéndole su cruz.. Cuando tenía 24 años le empezaron a aparecer estigmas que se hacían visibles periódicamente en Navidad y Año Nuevo.

Sobre las visiones que tuvo se escribió “La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo”, sobre el cual Mel Gibson haría el guión de “La Pasión de Cristo”. Os paso un enlace donde leer como vislumbró la matanza de los Inocentes e igual a Alex de la Iglesia le sale un guión para una de sus películas sangrientas. http://hjg.com.ar/blog/2002_12_22_hjg_archive.html





Hay una película mexicana de 1969 Jesús, el niño Dios, muy mala, pero nos ilustra la infancia del niño Jesús desde el viaje de sus padres a Belén a la huida a Egipto por la matanza decretada por Herodes.



De todas formas, prefiero la visión que nos ofrecen estos días, y un año más (y no cansan) los Titiriteros de Binefar en su “Retablo de Navidad”, Y SI NO VER http://www.titiriteros.com/?file=espectaculos%2Findex&idEspectaculo=42

lunes, 27 de diciembre de 2010

Lecturas y películas en Navidad VII: Los mercadillos navideños.




El día de ayer fue ideal para dar una vuelta por la plaza del Pilar y disfrutar del mercadillo navideño y de las actividades de su alrededor (la pista de hielo, hacerse fotos en las carrozas del campamento de los Reyes Magos, entrar por enésima vez al belén, ver pasar los camellos..........) ¡que grandes ideas se le ocurren al concejal de grandes proyectos de esta ciudad!, aunque tendrá que pensar un poco más para justificar su cargo e imagino que su sueldo.

Ojala crezca más esta iniciativa de la que disfrutamos ya tres años, primero porque me gusta y segundo para no aguantar a mis parientes “españoles por el mundo” “pues allá es mas grande”, “pues allá es más bonito”, “pues allá tiene más encanto” “pues allá, pues allá......”siempre la misma cantinela estemos en primavera, verano, otoño o invierno...... que desgracia debe de ser vivir en España (sino fuera por el jamón, el vino, las playas, la paella, la selección española, el sol, el museo del Prado, la Alambra, el flamenco, Paco de Lucía, el cocido, Faemino y Cansado, las vacaciones de verano, el aceite de oliva, los bares de tapas, las churrerías, las olivas rellenas, el quijote, amanece que no es poco..........).

Es verdad que el mercadillo de Navidad es otra de las tradiciones de Adviento en muchas ciudades, especialmente centroeuropeas. Pero Madrid, Barcelona o Sevilla gozan desde hace años de unos estupendos puestos. Bueno, el de Madrid el de Madrid ya no es lo que era en tiempos de Chencho el de “La Gran Famila” (Fernando Palacios 1965 y de nuevo con López Vazquez). Inolvidable esta escena en la que el gran Pepe Isbert busca a su nieto desesperadamente (bueno, tan desesperadamente como su capacidad de entrañable actor se lo permitía)
” http://www.youtube.com/watch?v=fMLxv_psgt4

Ahora aquello se había convertido en una convención de frikis probándose pelucas y diversos adminículos para la nochevieja. El ambiente es fenomenalmente festivo y muy divertido, pero de navideño tiene poco. Todo lo contrario de lo que me cuenta mi hermano Carlos del de Sevilla o lo que vi en Barcelona durante el puente de la Inmaculada, en lo que llaman la Feria de Santa Lucía en la plaza de la Catedral.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Lecturas y películas en Navidad VI: Papa Noel


A casa no viene papá Noel. Caa vez cuesta más mantener que no venga al estar el ámbiente repleto de referencias. La gente les pregunta a mis hijas que que les ha traido Papá Noel, y hoy están jugando con los regalos de los primos.



Nuestro Papá Noel no deja de ser una mezcla de diferentes tradiciones francesas, germanas, escandinavas que van desde el Rey Invierno a San Nicolás pasando por Kris Kristensen y el tamiz de la publicidad americana.



Hay lecturas atractivas que recuerdan esta tradición, como el tradicional cuento alemán del Rey Invierno ( en casa tengo un fascimill troquelado de 1854), o la película finlandesa "La leyenda de Santa Claus" donde nos cuentan que en una remota aldea de Laponia, el joven Nicolás se queda huerfano y es recogido cada año por una familia. Al final de cada año Nicolás tendrá que mudarse de familia y como agradecimiento les regala unos juguetes que el misno ha hecho para los niños como regalo de despedida.



Está tambien el libro "Vida y aventuras de Santa Claus", de Frank Baum, el autor del Mago de Oz. Aquí Claus es acogido por ninfas y hadas del bosque. Toda la vida de Santa Claus que ha llegado hasta nosotros por el acarreo temporal de la tradición está en la narración de Baum: los renos, el trineo, los regalos, el arbol, la invención de juguetes, su casa....... anticipa el mundo de Tolkien al situarnos en un plano de alta fantasíoa.



Y ya que hablamos de Tolkien. Tiene un libro titulado "Cartas de Papá Noel" donde recoge las cartas que recibían los hijos del autor del Señor de los Anillos" cada diciembre y donde Papá Noel les contaba relatos fantasticos de la vida en el Polo Norte desde 1920 a 1942.



Luego podemos complementar todo con peliculas del tipo ¿Vaya santa Claus! I, II, III..... la novia de santa, el hijo de Santa.... y ya tebdremos el imaginario completo.



Feliz Navidad.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Lecturas y películas en Navidad V: ¡Que bello es vivir!........ y Feliz Navidad





Esta tarde de Nochebuena, mientras preparo las banderillas, los canapés y la macedonia, volveremos a ver en casa, por 16 años seguidos y no se cuantos más antes en otros momentos ¡Que bello es vivir! (Frank Capra, 1946 y protagonizada por James Stewart). Decían de Humphrey Bogart que hacía lo mismo pues tenía una copia en su casa y la veía todas la navidades con sus familiares y amigos.
Un clásico del cine norteamericano, la película que más veces se ha emitido en las televisiones de todo el mundo durante las fechas navideñas, entre otras cosas porque su estreno fue un fracaso, la productora quebró y al ser absorbida por la Paramount esta se olvidó renovar los derechos de autor de la película que pasó al dominio público en 1974. O sea, que no hay que pagar por emitirla (uffffffff, como se entere la SGAE, seguro que sabe como trincar, aunque sea por los villancicos que cantan, o la ministra Sinde, gran directora de cine y mejor guionista). Paradójicamente, ha sido la pequeña pantalla la que ha hecho de ¡Qué bello es vivir! sea el clásico del cine que es hoy.

George Bailey (James Stewart) es un honrado y modesto ciudadano que dirige y mantiene a flote una pequeña compañía financiera familiar, a pesar de los intentos de un poderoso banquero por arruinarlo. El día de Nochebuena de 1945, abrumado por la repentina desaparición de una importante suma de dinero, que supondría no solo la quiebra de su banco, sino también un gran escándalo, decide suicidarse, pero cuando está a punto de hacerlo un viejo ángel que aún no ha conseguido sus alas, le hace recapacitar sobre el verdadero sentido de la vida. Buenos sentimientos e inolvidables interpretaciones para la historia de un hombre que contempla cómo hubiera sido la vida de los que le rodean si él no hubiera existido.
Se ha convertido con el correr de los años en la película navideña por excelencia en el mundo entero, desplazando incluso a varias versiones del “Cuento de Navidad” de Dickens., pues no deja de ser sino la misma historia al revés.
Canción de Navidad o Un cuento de Navidad (novela de Dickens de 1843) nos cuenta la historia de cómo una persona huraña puede cambiar su actitud durante la Navidad, y según he visto en wikipedia son 15 las versiones cinematográficas las que se han hecho de este cuento. La primera data de 1901, y la última de 2009, adaptación escrita y dirigida por Robert Zemeckis, y protagonizada por Jim Carrey en múltiples papeles, incluyendo el personaje de Ebenezer Scrooge cuando es joven, cuando es un adulto y cuando es un hombre de edad avanzada, así como los tres fantasmas que le atormentan. Un guión muy fiel a la novela, pues existen versiones y adaptaciones de dibujos animados, cine, radio y televisión que no lo son tanto.
Volviendo A ¡QUE BELLO ES VIVIR!. En esta escena me entrará la llorera
http://www.youtube.com/watch?v=pa1sB6bbe7c&feature=related
Y con el final..... a moco tendido
http://www.youtube.com/watch?v=tfGos88UcnA

jueves, 23 de diciembre de 2010

Lecturas y películas en Navidad IV: Ponga un pobre en su mesa





Placido, otra de Luis García Berlanga (1961) con Cassen y otra vez José Luis López Vázquez y Manuel Aleixandre. Posiblemente una de las mejores películas del cine español (las mejores películas españolas son en blanco y negro y no de los directores que tan enfadados están por la no aprobación de la Ley Sinde).

En una pequeña ciudad de provincias, unas señoras se inventan la campaña navideña "cene con un pobre", para que los más necesitados disfruten por una noche del calor y el afecto que no tienen, sentados a la mesa de las familias pudientes. En medio de los preparativos se encuentra Plácido, que es contratado para participar con su motocarro en la cabalgata, pero hay un pequeño detalle que le impide dedicarse únicamente a su tarea: ese mismo día de Nochebuena le vence la primera letra del motocarro, su único medio de vida.
La película surge a partir de una campaña ideada por el régimen de Franco que, bajo el lema: "siente un pobre a su mesa", pretendía hacer crecer en el pueblo un sentimiento de caridad cristiana, pero que, en realidad, y como Berlanga consigue mostrarnos, no deja de ser una manera de limpiar las conciencias burguesas, algo de lo que hoy se encargan los telemaratones solidarios, las postales, los rastrillos o mercadillos de ONG,s (y eso que yo trabajo en una)
El título del guión era "Siente un pobre a su mesa", pero el realizador se vio obligado, por problemas con los censores.
En el momento de su estreno tuvo problemas con el villancico final de la película donde dice: "Madre en la puerta hay un niño y gritando está de frío, ande dile que entre y así se calentará, porque en esta tierra ya no hay caridad ni nunca la ha habido ni nunca la habrá".

En casa a mi madre le hubiera encantado la idea. a cambio invitaban muchas nochebuenas a los curas de la parroquia, lo que provocaba que nos tuviéramos que comportar y que cenáramos deprisa y corriendo porque los párrocos tenían que irse a trabajar. Si por lo menos hubieran cogido el puntito que cogió el año pasado el párroco de San Genaro en casa de los Alcántara.......

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Lecturas y Peliculas de Navidad III: el día de la Lotería


En Felices Pascuas (Bardem 1954) con Julia Martínez, Carlos Goyanes, José Luis López Vázquez o , Manuel Alexandre entre otros, un matrimonio sin grandes recursos económicos, pierde el gordo de la Lotería de Navidad al canjear antes del sorteo el décimo que iba a ser premiado con 15.000 pesetas por participaciones para el sorteo de un cordero, que es lo que terminan ganando. Cuando ya han decidido comérselo en Nochebuena, advierten que sus hijos se han encariñado con el animal.


La película comienza con una mezcla de imágenes documentales y de ficción, con el hilo conductor de la voz de Matías Prats (padre por supuesto). Se ofrecen planos del sorteo, de la muchedumbre expectante en la calle, de radioyentes pegados al transistor.... mientras la voz de Matías Prats dice “La lotería es la fe, la esperanza y la caridad de los españoles. Por otro lado un globo se le escapa a un niño y vuela hacia el cielo como metáfora de la desilusión.

A lo largo de la película diversos personajes pronuncian palabras incomprensibles para sus semejantes (solidaridad, lo justo, equitativo....) y cuando el interlocutor las escucha necesita que le sean repetidas. Es un modo de señalar que ciertas palabras han quedado borradas del vocabulario de la España de Franco.

El día de hoy es de esos que crees que ya has vivido. Repetido un año tras otro. El mismo programa de radio, el mismo sonsonete de fondo, las declaraciones en el telediario. Si nos ponen el telediario del año pasado ni nos daríamos cuenta.

La alegría siempre tiene la misma cara y las mismas maneras de demostrarlo. Cava por aquí, champangne por allá, la bruja de Sort..... "lo importante es tener salud"........ " a mi no me ha tocado pero estoy muy contenta porque le ha tocado a mi vecina"....... "ha sido un premio muy repartido"....... "que bien que nos ha tocado porque estábamos en paro"....... Sólo saldré de este día de la marmota el día que me toque algo a mí.


El sonsonete de los niños del Colegio de San Ildefonso cantando los números de la Lotería Nacional son los que de verdad dan el pistoletazo de salida para las fiestas de Navidad, sino que se lo digan a los chavales que hoy comienzan sus vacaciones.

Eso si. A mi me gustaba más el sonsonete de las 150.000 pesetaaaaaaaaas. No se si aún me dura el recuerdo de la infancia que todo lo magnifica en la cabeza o es que verdaderamente lo de 1000 euroooooos, rima peor. Será mi subconsciente que sigue pensando en pesetas y que todo me resulta más caro en euros.

Pero no me digáis que sinos tocara el gordo, no suena mejor decir, me han tocado 50 kilos, 50 millones de pelas. Lo de 300.000 euros suena a menos. Para ser millonario hay que tener millones.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Lecturas y peliculas en Navidad II: Lo politicamente correcto


Tengo un libro que no me gusta nada. Son los “Cuentos navideños políticamente correctos” (Finn Garner 1995). No me gusta lo políticamente correcto. En muchos casos no es más que una pose.

La verdadera navidad está corriendo el riesgo de verse absorbida por un lado por el consumismo y por otro por lo políticamente correcto de quienes no quieren perder el sentido de la tradición religiosa y cultural y lo amoldan a sus ideas.

Me dirán que los primeros cristianos decidieron conmemorar el nacimiento de Cristo al mismo tiempo que los festejos paganos de invierno con los que se saludaba el retorno del sol; es cierto. Pero es que ahora nos encontramos en ese momento en que unos laicizan una fiesta quedándose sólo con el “buen rollito” familiar y solidario y otros se quedan a mitad de camino, no queriendo romper con la “historieta” de la tradición heredada de padres y abuelos.

Tengo unos cercanos muy cercanos que nos lo ponen difícil para hacer cosas con ellos estos día o como decir las cosas sin crear desconcierto o frustración en sus hijos. Se declaran agnósticos pero les gustaría que en el colegio público de sus hijos hubiera festival de Navidad, para cantar villancicos y para poder invitar a los abuelos a ver a los niños, de ángeles no, pero si de “compañeros” pastores (por supuesto de una colectividad agraria). Colocan el belén, y de momento hay Virgen y San José, pero ya he oido al padre con dentro de algunos años el niño nacerá en una familia monoparental, enel que con el trascurso de los años los “padres” irán cambiando o aparecerán otras parejas. ¿Y quien traen los regalos?. Lo ideal para ellos sería Papa Noel, pero claro es un invento de la Coca Cola, por lo cual mueren al palo del 6 de enero, cuando vienen los magos, sólo los magos, porque claro en esa casa son republicanos.

Claro, cuando les envío la felicitación de navidad (yo sigo mandando postales y además siempre con motivos religiosos, soy así), me lo ponen difícil para no ofenderles con mis creencias. Este año les he mandado una en el que el Espíritu Santo sobrevuela Belén. Siempre pueden decir que es la paloma de la paz sobre los territorios ocupados.

Correos colabora con esto. Desde hace tres años han desaparecido las connotaciones religiosas para, o poner flores navideñas o representaciones de la maternidad (monoparental por supuesto).

Y todo lo que he escrito no es ironía ni sarcasmo ficción. Es real.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Lecturas y películas de Navidad I



Me gustó leer el artículo de Juan Manuel de Prada del XL Semanal del pasado domingo. Ver que el personal, fuera de mi entorno, también espera a que llegue la Inmaculada para poner el “belén” en casa. Pasado ese día me permito hablar de Navidad ,y de la Navidad. Lo que no puede ser es que a penas han pasado las fiestas del Pilar, con algunos días calurosos como algunos que hemos tenido este año, comiencen a llenarse los escaparates de bolas espumillones y papas noeles. Hay una tienda de decoración en la antigua calle Capitán Portolés que deben de pensar en “vamos a ser los primeros”, porque a veces crean dudas sino son los restos del año anterior que se han olvidado de quitar (como pasaba en el Lince años atrás)

Por un lado está el meter prisa para consumir, pero es cierto que por otro está todo el tema de la globalización que hace que costumbres de otros paises lleguen aquí sin sentido. Y es que, en muchas partes de Europa, hay muchas celebraciones con espíritu prenavideño.


Me parece que lo mismo ya lo escribí el año pasado. Y es que, si bien la tradición española alarga las fiestas hasta el Día de Reyes, los países de nuestro entorno cultural tienen el adviento plagado de festividades y celebraciones, por lo que es normal que en Inglaterra, Francia, en Ikea...., el Adviento se viva en noviembre. Por lo cual, “mis pesadillas antes de Navidad” (buena película para ver en noviembre) no son sino producto de una globalización mal entendida.

Y así, el 5 de noviembre es el día de Guy Fawkes que se celebra sólo en Inglaterra. Una fiesta sobre todo para niños en la que se quema un muñeco mientras los fuegos artificiales iluminan el cielo. El otro día vi la película V de vendetta, en Un misterioso anarquista revolucionario apodado V, oculto tras una máscara de Guy Fawkes, empieza una elaborada y violenta campaña con el fin de derrocar al gobierno e incitar a la población a adoptar una sociedad anarquista. Al comienzo de la película explican la historia de Guy Fawkes, que no sabía, y el porque de los fuegos artificiales y todo lo demás.

Guy Fawkes, fue un conspirador católico inglés que planeó la "Conspiración de la pólvora", con el objetivo de hacer volar el Parlamento y asesinar al Rey Jacobo I, sus familiares y al resto de los miembros de la Cámara de los Lores mediante explosivos situados en la base del edificio, y que Fawkes debía hacer explotar cuando los parlamentarios estuviesen reunidos. Arrestado el 5 de noviembre de 1605, declaró que quería volar el Parlamento para acabar con las persecuciones religiosas. Se negó a denunciar a sus cómplices y fue ejecutado.Desde entonces, el 5 de noviembre, se rememora en Inglaterra la "Noche de Guy Fawkes" (o Bonfire night, La noche de las hogueras) donde se simula que se quema en la hoguera a Guy Fawkes.
En Francia, San Martín es uno de sus santos más populares, y por eso, el 11 de noviembre es el día que anuncia el comienzo de las fiestas navideñas, y lo mismo pasa en Bélgica, Holanda y algunas en algunas regiones de Alemania. Los motivos son una leyenda muy chula, que también justifica el reparto de regalos. Pero no me quiero enrollar.

En la Provenza, el llamado trigo de Santa Bárbara, cuyas semillas se plantan el 4 de diciembre, es un amuleto de buena suerte que se coloca sobre la mesa y cerca del nacimiento. El 6 de diciembre, en Bélgica, Suiza, Austria, Francia, Holanda y algunas regiones de Alemania, San Nicolás distribuye regalos entre los niños. Lo que no sabía es que en Holanda se cuenta que San Nicolás vive en España con su fiel paje Pedro el Negro, y los dos llegan el día 6 en un enorme barco cargado de regalos. Ya hay una colonia en Zaragoza de lo celebra por todo lo alto.

El 13 de diciembre se celebra Santa Lucía. En Suecia, tanto en las familias, colegios, trabajos.... se eligen una Reina Santa Lucía, y por la tarde, todas las “santa Lucías” desfilan por las calles cantando, ceñidas las cabezas con una corona de acebo con velas, similar a la corona que en Alemania y países escandinavos decora las mesas y en la que cada domingo de Adviento se enciende una vela.

Y en la Europa del Este se hacían regalos durante el Adviento, y así nació el calendario de Adviento, en el que cada día se descubre un obsequio has ta la Nochebuena. Aquí ha llegado (por lo menos a mi casa) implantado por el Shlecker, el Lidl y tiendas similares. Los del DIA quisieron españolizarlo y venden un calendario que va desde mediados de diciembre hasta el Día de Reyes. Todo llega, como en su día llegó el pavo de Acción de Gracias y el árbol de Navidad.

El caso es que, en muchos pueblos aragoneses, todas estas festividades también se celebran o se han celebrado en el pasado. Frente a la aséptica forma en que actualmente se viven las fiestas, meras fechas señaladas en el calendario, antiguamente las fiestas se preparaban con antelación para celebrarlas con la solemnidad requerida, y elaborándose comidas o dulces que no se consumían en otra época del año.

En Navidad además, esta anticipación venía marcada por una serie de fiestas que se sucedían desde finales de noviembre y que se celebraban con rasgos que caracterizaban a las festividades navideñas, entre ellas el protagonismo de los niños, como hemos visto que se conservan en el resto de Europa (Santa Catalina el 25 de noviembre, San Andrés el 30, San Nicolás, Santa Lucía....

Hay un libro titulado “La Navidad en Aragón” nº 9 de la colección CAI100 (Zaragoza 1998) muy recomendable para abrir boca en este Adviento.

Y puestos a hablar de películas y de belenes, o de los festivales de Navidad (pero de Navidad, Navidad), que se celebran todavía en algunos colegios. La película “Se armó el belén” de Paco Martínez Soria es memorable.Un cura de edad, que tiene ideas anticuadas, es destinado para ejercer el apostolado en un barrio de los suburbios de Madrid. Allí, el clima revolucionario y el carácter antirreligioso de los feligreses hace fracasar todos sus intentos por atraerlos. El Arzobispado le amonesta y le pide que renueve sus métodos, tomando como ejemplo a un joven sacerdote de una parroquia moderna. El viejo cura trata de aplicar en su ambiente lo que ha visto en la parroquia modelo, desencadenando toda una serie de peripecias, especialmente cuando organiza el belén viviente.

Pero mucho mejor es Calabuch, de Berlanga: Un sabio ingenuo que creía que las bombas atómicas eran buenas para la humanidad, huyó al convencerse de su equivocación y se llevó sus inventos. Se escondió en el pueblo más maravilloso del mundo, que no era otro que Peñíscala, cuando solo era Peñíscola (osea la roca y el castillo), donde se puede vivir y morir en paz; Calabuch. Calabuch es ese lugar donde la gente aún puede vivir con sentido del humor, con amistad, esperando a la muerte como a una vieja amiga que llega a pie, sin prisas, llevándoselo uno a uno, en lugar de venir silbando por el aire y matar de un estallido a medio mundo. Esto es Calabuch, y donde organizan también un belén para morirse de risa.


Bueno, y en mi casa ya esta construido (que es mas que puesto). Quien lo quiera ver no tiene más que pasar a verlo. La última oportunidad, la chocolatada tras la cabalgata de reyes

viernes, 10 de diciembre de 2010

Postales desde el Limbo


Con el epígrafe Postales desde el limbo, el Cuarto Espacio de la DPZ en la Plaza España abre desde hoy hasta el próximo domingo una variada exposición de 1.022 postales originales encargadas a 602 creadores (pintores, ilustradores, diseñadores, fotógrafos, y también músicos, escritores, arquitectos... ). Han sido realizadas desinteresadamente y se ponen a la venta en beneficio del Centro de Solidaridad de Zaragoza / Proyecto Hombre, que cumple 25 años en la rehabilitación de drogodependientes.

Se trata de una idea inédita en España. Estudio Versus ha adaptado una idea original neoyorquina que allí se desarrolla, dirigida a los niños, desde hace doce años. Reúne a artistas y público en un juego en el que intervienen la sensibilidad y la intuición. Todas las postales tienen el mismo tamaño (13 x 18 centímetros), y van acompañadas individualmente de una etiqueta numerada, sin indicar al autor. Se ha establecido un precio unitario para todas las obras: hoy viernes, 40 euros; el sábado, 30 euros; y el domingo, 20 euros.


DESDE LAS DIEZ Y MEDIA La exposición se abre los tres días de 10.30 a 14.30 y de 17.30 a 21 horas. Cuando el comprador está seguro de que quiere adquirir una pieza deberá comunicarlo a un voluntario, que retirará la etiqueta de la pared. La etiqueta garantiza su adquisición y nadie más podrá comprar esa pieza elegida. No hay un tope de compra por persona.

Entre los autores de las postales hay tanto artistas consagrados como emergentes. Sus nombres aparecen en el muro, en el arranque de la escalera de bajada a las salas y también en unas postales. Enrique Larroy, Elisa Arguilé, Pepe Cerdá, Olga Remón, Gervasio Sánchez, José Luis Gamboa, Lina Vila, Isidro Ferrer, Luis Auserón, Ricardo Calero, Peyrotau & Sediles, Mariano Anós, Eva Armisén o José Manuel Pérez Latorre son algunos de los más cercanos, pero también hay autores de México, Holanda, Francia, Japón e Inglaterra.

Sobre el mismo soporte, entre las postales hay collages, fotografías, dibujos, acuarelas, acrílicos, óleos, viñetas, caricaturas, en todo tipo de estilos: Del op art a la abstracción geométrica, del conceptualismo al pop. Desde la postal que ha sufrido la acción de la trituradora de papel, hasta el sobre cerrado; pasando por el paisaje, la radiografía médica, la página del cuaderno escolar, la felicitación navideña, la que pasó semanas a la intemperie bajo una piedra, el esbozo arquitectónico, el muestrario de botones...

Algunas llevan textos divertidos como Recuerdo de Zaragoza con la imagen del Oso y el Madroño; o El limbo no existe, contraviniendo el lema. Hay máximas saludables como Lo que nos llevará al final son los pasos, no el camino y la postal en blanco que evoca a Magritte: Esto no es una obra conceptual.

Hay también ilustraciones objetuales como dos aceiteras que remedan a luchadores de esgrima; letras convertidas en animales, o la postal enmarcada de una pareja antigua a la que se ha añadido una falda de tela en relieve, como las que llevaban las postales sobre los trajes regionales. Y también destacan los collages: desde las flores de cardo hasta lazos o barquitos de papel.