jueves, 25 de febrero de 2010

Bruselas vs Zaragoza III: La Virgen del Pilar y el Manneken Pis


Sigo con los paralelismos de estas dos ciudades. Una de las atracciones más singulares de Bruselas es el Manneken Pis, una estatuilla de un niño desnudo, de 30 cms de altura orinando en una pequeña pila de la que se tiene noticias desde el siglo XVI. Se ignora en que se inspiró su autor, pero este misterio alimenta las leyendas sobre el niño meón. Según una de las teorías, en el siglo XII se descubrió al hijo de un duque orinando en medio de una batalla, y así la estatua simbolizaría el coraje militar de este pueblo. En 1698 el gobernador Maximiliano Emmanuel le regaló una túnica para vestir. Este sería el principio de una tradición que continúa hasta hoy en día con donaciones de diferentes personalidades e instituciones de trajes y vestimentas, que se conservan en el Musée de la Ville. Por cierto, este edificio, construido en la Grand Place en 1536, esta decorado con unas vidrieras con los escudos de los territorios del Imperio Español, y entre ellos figura el escudo de las “barras” sobre el nombre de Aragón (de Cataluña no se ve nada, no se que pensará de esto Ildefonso Falcones. A lo mejor que Cataluña era una Republica Independiente que no pertenecía al Imperio ). Volviendo al Manneken Pis y su colección de trajes que le ponen frecuentemente (yo lo vi vestido de surfero), tiene cierto paralelismo con nuestra Virgen del Pilar y su colección de mantos. Pero en este caso su origen (tradición, leyenda, fe……) queda más claro pues es una tradición bimilenaria: El apóstol Santiago en su peregrinación evangelizadora llega a Zaragoza y en la madrugada del 2 de enero del año 40 se le apareció María en “carne mortal”, por ser la ciudad con mayor número de convertidos, transportando una columna, símbolo del apoyo o sustento de la fe en las tierras hispanas. La imagen no mide más de 36 cms. y se fecha en el siglo XIV. Su manto más antiguo data de 1762 y su colección se ha convertido con el paso del tiempo en un referente popular de la devoción. Un paralelismo laico vs religioso, y aunque para mi es más interesante y elegante la tradición zaragozana, algunos de nuestros conciudadanos estarían deseando que nuestra ciudad fuera más conocida por un niño meón en vez de por la imagen de una Virgen. Cuando leo las preocupaciones de uno de los columnistas del Periódico de Aragón, portavoz de una Plataforma por un Estado Laico, me da envidia, pues pienso que, o bien no tienen otra preocupación en la vida que los crucifijos en la escuela, las procesiones por la calle o el “Bendita y Alabada”; o bien es capaz de entre tantas preocupaciones también asumir una tan poco transcendente para el funcionamiento de una sociedad como la persecución de ciertos símbolos identificativos para la mayoría (incluso para los no creyentes). Ayer tuve una reunión en el colegio de mis hijas (concertado, de monjas, al que por cierto van muchos celebres y reconocidos progresistas, ecologistas y todo los istas que queráis poner, los cuales además pueden elegir si sus hijos comulgan o no, vamos…. todo muy coherente). Por mucho que los busqué no encontré ningún crucifijo, ni en la clase ni por los pasillos. Y la reunión se centro en el juego que está dando “Educación para la ciudadanía”. La tutora (joven seglar con un pearcing en la nariz) estaba encantada. Y yo, que trabajo para una Fundación del Arzobispado de Zaragoza, tampoco he visto nunca en mi trabajo, no ya un crucifijo, ni siquiera un calendario de la Virgen del Pilar. Y a los profesionales, cuando se nos contrata no nos preguntan si vamos a misa domingos y fiestas de guardar, ni la orientación sexual (las hay de todo tipo y reconocidas), si estamos casados por la iglesia o vivimos con pareja de hecho; ni siquiera si creemos en Dios (los hay ateos confesos). Por eso pienso, cuando periodistas, políticos y gente de similar calaña se ponen a elucubrar lo que debe verse u oír por la calle, con estos debates no hacen más que perder el tiempo. Ni los verdaderos problemas se solucionan así, ni vamos a ser mejores ciudadanos. Deben de pasarlo muy mal cuando van a EEUU y tiene un dólar en la mano, por lo que pone de In God We Trust (en inglés “En Dios Nosotros Creemos“).y no te digo nada cuando les toca ir al Desayuno de Oración.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Miércoles de Ceniza: “Memento, homo, quia pulvis es, et in pulverem reverteris".



Y no de cenizos, aunque hoy se hayan juntado un par en el Congreso de Diputados sin la intención de aunar esfuerzos y buscar soluciones a estos tiempos de crisis (económica).

Hace años que no recibo la ceniza y escucho eso de “Polvo eres y en polvo te has de convertir”. Cierras los ojos y lo escuchas en latín y por un momento puedes situar tu imaginación a la época pasada que más te guste.

Hoy es Miércoles de Ceniza con el que los cristianos inician la Cuaresma, el periodo penitencial con la que se prepara la venida de la Semana Santa, aunque, honestamente, la mayor parte de los que conozco que estos días preparamos la llegada de la Semana Santa, actitud penitencial pues………… como que no mucha.

El periodo penitencial previo a la celebración de ciertas solemnidades no es una innovación cristiana, como ocurre con la forma de celebrar muchas celebraciones a lo largo del calendario. Tanto en el mundo grecorromano como en el oriental y hebreo, era corriente guardar varios días de ayuno y no consumir determinados alimentos, como preparación espiritual a las fiestas más importantes. De crío, en casa tenían la costumbre de hacer vigilia los viernes de Cuaresma. Para merendar no había chorizo de Pamplona ni mortadela y para comer siempre verdura y gallos de ración….. vamos un horror. Un día me invita un amigo a comer a su casa pero me avisa que sus padres hacen vigilia. Que le vamos a hacer pensé (yo que me pensaba librar de la verdura y el pescado). Cual es mi sorpresa que la comida fue una paella de marisco. Bien cargada de marisco. Eso si que era cumplir con el precepto.

El nombre deriva de la expresión “Quadragessimae dies, en la que Quadragessimae se abrevió en Cuaresma. El Miércoles de Ceniza se llamó inicialmente “Caput Quadragessimae” o “Caput ieiunii” (principio de la Cuaresma o del ayuno). Su nombre actual se debe a la costumbre, documentada desde el siglo X, de imponer a los fieles, en la frente o sobre la cabeza, una señal hecha con ceniza, como recordatorio de la caducidad de la vida terrenal. La tradición señala que esas cenizas procediesen de ramos de olivo bendecidos elaño anterior en el Domingo de Ramos.

lunes, 15 de febrero de 2010

Zaragoza vs Bruselas II: La grand Place


Bruselas, como Zaragoza, tiene en una plaza el centro de atracción para todos aquellos que la visitan. Lo que para nosotros es la Plaza del Pilar, es la Grand Place en Brusela, sin lugar a dudas una de las plazas más bellas de Europa, corazón geográfico, histórico y comercial de la ciudad. En este lugar y en sus alrededores se celebraban mercados al aire libre desde el siglo XI, y de finales del XV data la construcción del edificio del ayuntamiento, que estimuló la construcción, en muy distintos estilos de las sedes gremiales de los mercaderes de la ciudad.

En 1695 el fuego de los cañones franceses acabaron con muchos edificios de esta plaza pero los mercaderes se aprestaron a reconstruir sus sedes y así compusieron el armonioso conjunto de edificios que hoy se contempla.

Nuestro Salón de la ciudad no es tan armonioso, sin embargo también es el corazón histórico, comercial y político de nuestra ciudad desde tiempos de los romanos, y entre los restos arqueológicos (los conservados y los cargados por el aparcamiento subterranio), la Seo, el Pilar, la Lonja, el edificio del Ciclón, la arquitectura franquista, y los adornos del Treviño y García Nieto (que ellos mismos se encargaron de recordar poniendo su nombre en todos los lados), esta plaza ofrece muestras de vida e historia de más de 2000 años.

También sufrió esta plaza la artillería francesa 113 años después que la belga, aunque los destrozos no fueron tan grandes, como demuestran las muescas conservadas en los muros de ladrillos del Pilar. Sin embargo otro tipo de destrozos hemos sufrido y en esto no contamos con el carácter de los gremios belgas. Es más, la Torre Nueva, en la cercana plaza de San Felipe se tiró porque molestaba, lo mismo que el arco del Arzobispado, las acacias de la Seo e incluso el quiosco de prensa que había frente al cine Pax.

A pesar de todo nuestra plaza tiene los suficientes atractivos para aquel que venga a visitarla. La Seo es impresionante, e incluso tiene un museo de tapices flamencos; la Basílica es lo que es, y te puede gustar arquitectónicamente o no, pero siempre esta llena de gente. Su retablo mayor es bellísimo (no tanto como el de la Seo), Goya podría haber pintado todas las cúpulas y la historia que rodea al Pilar tiene su encanto incluso para quien no sea creyente.

Y las fotos que ilustran las guías de viaje de las diferentes celebraciones que tiene la Grand Place a lo largo del año nosotros también las podemos mostrar, pues anda que no se celebran cosas en la Plaza del Pilar. Como les Tapis des Fleurs, que se celebra los años pares en agosto y la Place se alfombra con millones de flores, nuestra Ofrenda de Flores, que se celebra todos los años también tiene su encanto y no solo para los baturros.

Las tiendas de alrededor, las de recuerdos, en su mayoría son como las de aquí, con las típicas camisetas de “un amigo que me quiere me ha traído una camiseta de Bruselas” (pero en francés), y donde aquí tenemos Vírgenes del Pilar allí son de un niño meón. Eso si, para los lamineros, las bombonerías y las chocolaterías son todo un espectáculo de elegancia y de cosas ricas ricas (las brochetas de frutas con chocolate son una tentación), además de la variedad de gofres que ofrecen los puestos callejeros. De estas cosas nos ganan, pues la Plaza del Pilar se ha quedado un poco huérfana de laminerías. Una comparación lejana pero muy nuestra serían los chocolates con churros de la calle Prudencio, que con la demanda que tiene no se como no se abren establecimientos parecidos. Leónidas no funcionó en la calle Alfonso, pero es que era demasiado elegante para lo que aquí nos va.

A un paso de la Grand Place está la Boutique de Tin Tin. ¡que tentación!. En pequeña escala tenemos algunos de esos productos en Grilló. En Bruselas son importantes las tiendas de encajes. En la Plaza del Pilar teníamos desde 1885 la Mercería La Cruz en lo que hoy en la cafetería El Real. Una tienda encantadora, como lo era su última propietaria Doña María Pilar García Sanz, pero el negocio cerró en 1989 y solo nos queda el recuerdo de su interior en la serie de televisión dedicada a Ramón y Cajal.

A la plaza del Pilar se le podría sacar más provecho comercial. Faltan pastelerías y barras de tapas, chocolaterías y tiendas de otro tipo que no sean estilo El Maño o el Mañico, pero……. algún motivo habrá para que no lo haya, y el ejemplo más claro es el abandono del Pasaje El Ciclón. Mañana sigo con el en comparación con la Galería St. Hubert.

viernes, 12 de febrero de 2010

Zaragoza vs Bruselas



Para la Festividad de San Valero nos fuimos a Bruselas, un destino muy recurrido en los últimos tiempos para los zaragozanos debido a los vuelos que ofrece tres veces una compañía low cost que une la capital del Ebro con la capital administrativa de la Unión Europea. De hecho ir y volver a los seis que somos de familia (siempre juntos a todos los lados) el viaje nos salió por 182 euros. Hay cosas que no entiendo. Nos costó prácticamente lo que nos hubiéramos gastado en el trayecto de ida a Madrid en AVE.

El caso es que vamos muchos zaragozanos a Bruselas. Y yo me pregunto ¿Y los de Bruselas vienen a conocer Zaragoza?. Creo que vendiendo bien la ciudad los belgas, o la cantidad de funcionarios que trabajan en Bruselas, podrían encontrar en nuestra ciudad los mismos atractivos que encontramos nosotros en esa ciudad. Y de hecho, para mí hay bastantes paralelismos entre una ciudad y la otra. Algunas cosas las tenemos y otras las podríamos mejorar. Y no me refiero sólo a que en la calle Alfonso tenemos un Leónidas (teníamos, la acaban de cerrar) y al lado, en Grilló, venden todo lo que podríamos encontrar en tiendas de regalos de la capital de Brabante. Si tengo tiempo me pondré a escribir sobre la Grand Place vs la plaza del Pilar; el Manneken Pis vs la Virgen del Pilar; el Atomium vs la Torre del Agua; las Galeries St. Hubert vs El Ciclón; o la Rue des Bouchers vs el Tubo, los mejillones, las bicicletas…. Eso si….. salvando las distancias.

Ya me comentó Mariano hace unos días que cerca de Chimay, hay una ermita dedicada a la Virgen del Pilar de Zaragoza. Es una construcción del s. XVII, y una leyenda local asegura que fue construida por un capitán español de los tercios que sufrieron la derrota de Rocroi. Se vio tan perdido en aquella movida que prometió edificar una ermita si sobrevivían él y sus hombres. Tardó unos 30 años, pero la construyó.. Un cartel indica "N.D. du Pilar”.

jueves, 11 de febrero de 2010

Jueves Lardero y otros Santos del montón


Jueves Lardero

Hoy es Jueves Lardero, en muchos lugares de Aragón comienza el Carnaval.

“Jueves Lardero, longaniza al puchero”, un desquite previo a la vigilia cuaresmal en donde es costumbre consumir embutidos hechos con las partes grasas del cerdo, especialmente longaniza.

Un urbanitas como yo, nacido en pleno “Antiguo Régimen” nunca ha sabido encontrar a alguien que le explicara lo que significa “Landero” (si alguien lo sabe que me lo diga). Tampoco se si ha sido algo tradicional en Zaragoza o fue importado (para contento de carniceros y charcuteros)del ámbito rural en plena reinvención de lo popular vivida en esta ciudad en la década de los 1980.

El Carnaval es un ejemplo de esto, de hecho en 2006 PRAMES editó un libro titulado Las Fiestas de Zaragoza, tesis doctoral de una tal Jeanine Fribourg de 1980, en la que de Jueves Lardero y Carnavales no se decía nada y todo se centraba en Navidad, Semana Santa y Fiestas del Pilar. Todo acorde con el Nacional Catolicismo imperante en el mal llamado por mi parte “Antiguo Régimen”.

El caso es que, contradicciones de la vida, el Carnaval, periodo festivo que precede a la Cuaresma, se celebra en gran parte de Europa, en especial en las áreas donde el catolicismo es la religión mayoritaria (vamos, que no es cosa ni de ateos ni de herejes protestantes), encuadradas todas ellas en las provincias occidentales del Imperio Romano.

Y al igual que pasa con la Navidad, desde que en diciembre con el comienzo del frío hasta que este se agote con el mes de marzo, se suceden una serie de festividades que, aun cuando en algunos casos tienen remotos precedentes paganos, están incluidas en el calendario de las celebraciones cristianas.

Tuvimos a San Antón el 17 de enero, patrón de los animales y con celebraciones de hogueras (Para San Antón trastos al montón). Luego San Valero, “rosconero y ventolero”. La Candelaria el 2 de febrero, por cierto, patrona de la Parroquia de Altabás, en la que se bendicen cirios y velas cuya luz purificadora se utilizaba para alejar granizadas y tormentas y rechazar a las brujas y los malos espíritus. Un día después San Blas, que tanto se celebra en la Parroquia de San Pablo (ayyyyyyyyy callejeros callejeros………..), santo que alivia las enfermedades de la garganta. “Para San Blas la cigüeña veras” se decía antes, pero entre el cambio climático y que somos más civilizados con los animalicos, estas han decidido quedarse para todo el año.

En Ateca, para San Blas tienen un adelanto del Carnaval con la Máscara, personaje que persigue a la chavalería. Y luego Santa Agueda, 5 de febrero, eso si que es un carnaval, como el de San Valentín, el 14 de febrero. Bueno….. y hoy es la Virgen de Lourdes, con lo cual al devoto lo tienes todo el mes en danza, del mPortillo, a San Pablo, de la Seo a San Cayetano……..

Aragón cuenta con interesantes Carnavales, como el de Bielsa, el de San Juan de Plan, los del Bajo Aragón , los de la Litera, el de Épila…….. y un sencillo libro titulado El Carnaval en Aragón de la colección CAI100 del año 2000 es una buena recomendación literaria para un superficial acercamiento a los mismos.