lunes, 15 de noviembre de 2010

Balneario de Panticosa. Quien lo ha visto y quien lo ve


Ayer estuve en el Balneario de Panticosa. Sorprende que en estos tiempos donde se hacen interesantísimos proyectos arquitectónicos, se cuidan los detalles, se es respetuoso con el entorno, se recuperan espacios, se restauran edificios de forma integral....... nos encontremos con semejante intervención en el corazón de nuestro Pirineo. Y encima estaba muerto. Todo cerrado, apenas había visitantes. Daba pena.



Y no porque se hayan levantado edificios contemporáneos . No. La pasarela junto al hotel Continental no está mal, pero los bloques de hormigón que sustituyen al Hotel Mediodía o a las antiguas cocheras causan espanto. Y a la vez me roban las referencias de aquel verano del 85, trabajando de guía de montaña en la colonia del ayuntamiento que se instalaban en las cocheras, al lado de la casa de piedra (ayer también vacía), y comíamos en el Hotel Mediodía, compartiendo cafés y risas con Cuca Sales, haciendo sus pinitos en Radio Universidad (quien la visto y quien la ve), o con el poeta Alejandro Molina (ahora metido a pastelero). Y un día el Algás y el Argualas, al otro Infiernos, al otro Bacias, la gran Faxa..... los Azules, Brazatros, Bramatuero..........



Esta intervención, que empresarialmente ha sido un desastre, contrasta con dos programas de televisión que he visto el fin de semana. Uno “El escarabajo verde”, donde nos presentaron el proyecto de deconstrucción del Club Med, en la cala Tudela en el cabo de Creus, una ciudad de vacaciones levantada en los años 60 exclusiva de turistas franceses. Una operación conceptual y artística, pues las construcciones decían que “dialogaban con el paisaje”, como una sábana extendido sobre las colinas que rodean cala Culip y cala Tudela, situándose en grupos de casetas, de manera que la forma resultante del conjunto surge de lo que se cubre. Consistía en hacer habitable un espacio reservado sólo a las rocas, pero que era un autentico atentado visual y ecológico. Así presentaban una actuación de desmonte y retirada sostenible de las construcciones y la recuperación del paisaje geoambiental del Cap de Creus. La actuación, a pesar de hacerse en una época de especulación, es respetuosa con su entorno. Todo lo contrario que en Panticosa. Donde no me dio la sensación de que el hormigón estuviera dialogando con el Argualas.

El otro programa fue la vista de tu vida en Cuatro, donde el actor Carlos Chamorro eligió Navaleno (los pinares, la laguna Negra, el cañón del Rio Lobos........, que voy a contar que no haya contado mogollón de veces). Espectacular la imagen desde el helicóptero donde el pueblo aparece como una isla dentro de un mar de pinos. De momento por Soria no aparecen ni Nozales ni Aramones.

No hay comentarios: