jueves, 8 de abril de 2010

No cabía un alfiler y aún querían meter más


Según informá EFE, en septiembre de 2008 Expoagua registraba pérdidas de 181 millones debido fundamentalmente a un menor ingreso por entradas y restauración, ya que hubo 1,6 millones de visitas menos de las previstas.

Pues si llegan a ir todos esos no se donde los pensaban meter, si a lo largo de los meses que duró la EXPO el recinto estaba abarrotado y pasabas más tiempo haciendo fila que disfrutando de los pabellones.

Si verdaderamente es así, que el deficit se debe a que acudieron menos visitantes, la Expo entonces estuvo mal concebida, mal organizada, gestionada y planificada. Eso no quita todos los días y ratos agradables que disfrutamos.