jueves, 26 de noviembre de 2009

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD III: Las películas de Santa Claus en Televisión












Nunca entenderé los criterios por los que, en la sobremesa de sábados y domingos, la mayor parte de las cadenas de TV programan bodrios de telefilms con contenidos nada aptos para el público familiar, mientras que las de Errol Flynn, Burt Lancaster, John Waynne y compañía se emiten a altas horas de la madrugada.

Del mismo modo, desde finales de octubre y a lo largo de todo noviembre se ponen a emitir películas sobre la vida y aventuras de Santa Claus (por cierto, hay un cuento titulado así del autor del Mago de Oz, F.Baum, pero de libros hablaré otro día, no son pesadillas)

Continúo. Películas sobre vida y milagros de Santa Claus, de la novia de Santa Claus, de la mujer de Santa Claus, de los hijos de Santa Claus…….. amantes no quedaría bien ponerle, aunque seguro que también la tiene, pero en mi colección (es que las colecciono) no entra el genero navideño pornográfico

Hay películas de todo tipo. Unas más acertadas que otras, aunque las más, no hacen sino confundir a los niños o provocarles demasiadas preguntas difíciles de contestar. Y sobre todo, con varias semanas de antelación, demasiado tiempo para pensar, aunque sólo sea en los Reyes Magos. De estos, que yo recuerde, solo hay una de dibujos animados, o sólo salen en las made in Spain tipo la Gran Familia (de Chencho y el mercado navideño ya hablaremos otro día). Hay una película divertida titulada Noche de Reyes (Miguel Bardem 2001), pero su espiritu navideño va por otros derroteros.

En las dos últimas semanas ya nos han echado la de “Un padre en apuros” (1996), donde Arnold Swachenagger se las ve y se las desea para cumplir con los deseos que su hijo pide a Papa Noel. A mi me pasó lo mismo el año pasado con la Casa de Micki Mouse.

También nos han puesto “Una Navidad de locos” (2004), basada en la novela “Una Navidad diferente” de John Grisham, en la que el autor de la Tapadera, El Informe Pelícano o el Cliente, se aleja de su línea habitual para ofrecer un relato navideño muy peculiar, ofreciendo una mirada divertida del caos y la locura en que hemos convertido las tradicionales fiestas navideñas. El protagonista, por primera vez en su vida tiene planeado disfrutar la Navidad de modo diferente, sin adornos, celebraciones, sin reuniones familiares…. Pero todo su entorno se pondráen su contra para que esto no ocurra. La película, protagonizada por Tim Allen, desmerece a la novela (de la que hablarñé cuando hable de mi colección de libros navideños).

Tuvo que llamarse “Una Navidad de locos” porque ya había otro flim titulado “Una Navidad diferente”. Y esta si que es un bodrio del año 1996, en la que la hija de Santa, una prestigiosa fiscal encuentra por fin la magia de la Navidad de la que siempre ha estado escapando.

Luego está el serial ¡Vaya Santa Claus! Y sus secuelas II y III, en la que otra vez Tim Allen es un vendedor de juguetes al que el destino le juega la jugarreta de tener que sustituir a Santa, al que ha encontrado muerto en su jardín. Pasan los años y es considerado por los duendes como el mejor Papa Noel de todos los tiempos, pero todo cambia cuando su hijo entra en la lista de los niños más traviesos del año y ademas descubre que si no se casa antes de Nochebuena dejará de se Santa para siempre. Como dice su publicidad “La perfecta historia navideña para toda la familia”.

Pues vale, y es que las hay peores. Como las dos que nos hablas de “La novia de Santa Claus” (2004). Indigesto y empalagoso subproducto que nos recuerda lo mala que puede ser la TV por estas fechas. Aquí Santa Claus va a dejar su puesto a su hijo, pero hay un problema, está soltero y por ello lo manda a la tierra con una lista de posibles candidatas.

Esta también “Milagro en la calle 34”, un remake de la de 1947, donde una niña se entera de lo de Santa Claus antes de tiempo y deja de creer en la Navidad. Pero conoce a uno de los que andan con la campana en la mano por los grandes almacenes y le regalará el don mas preciado de todos, algo en que creer. Que bonito.

Una que no han echado todavía por la tele es “La leyenda de Santa Claus” (2007). En una remota aldea de Laponia, el joven Nikolas pierde a su familia en un accidente. Los lugareños deciden unirse para cuidar al pequeño huérfano. Así, cada familia se ocupará de Nikolas durante un año. Al final de cada año - el día de Navidad - Nikolas tendrá que mudarse a su nueva casa. Para demostrar su gratitud, Nikolas decide fabricar juguetes para los hijos de cada familia a modo de regalo de despedida. Con el paso de los años, las anteriores familias adoptivas del joven Nikolas se hacen más numerosas, y pronto se pueden ver juguetes en el umbral de casi todas las casas la mañana de Navidad. Que conste que esta no la he visto. La incorporaré a mi colección estas navidades.

Si no existieran estas películas la Navidad tampoco perdería nada. Sin embargo, la mía si que perdería si no viera “la Gran Familia”, “Que bello es vivir” (la película que mas veces he visto en mi vida), diversas versiones de Cuento de Navidad (cuya primera versión en cine es de 1910, pero nos abstenemos de “los Fantasmas atacan al jefe”) o en los últimos años (niños obligan) varios dvd,s que ha sacado la Disney además de “Polar Espress”.

Seguro que hay muchas más pero no las hevisto o mi memoria no recuerda.

Y a día de hoy, lo mejor para ver “Pesadilla antes de Navidad” de Tim Burton. Quien pudiera visitar el MOMA estos días para ver la exposición dedicada a este genio de la imaginación.

Como el domingo comienza el Adviento, con este capítulo acabo mis pesadillas antes de Navidad.

No hay comentarios: