lunes, 23 de noviembre de 2009

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD II: Los centros comerciales.








Entre que la Navidad sólo me gusta en su momento, para el cual aún falta un mes, y que los centros comerciales no me gustan, la elección de la tarde del sábado no fue la más acertada. Así me vi rodeado de escaparates nevados, estrellas de luces, trineos y gigantescos árboles de navidad (ver fotos anexas). Todo muy bonito, eso si, montado al más puro estilo anglosajón, que ya es el nuestro, pero que consigue sacar de mi mi lado Mister Scrooge. Lo peor de todo eran los villancicos. Terminas acostumbrándote, hasta no verlos, a los adornos, pero a 20 de noviembre pegarte una tarde entera escuchando el alepun, alepun y alepun, alepun catapum..... alternándose con el Rudolph se llama el reno de nariz tan singular..... no es apto para mi espíritu (aún no el navideño).

Para al que le pase como a mi le recomiendo la novela de David Sedaris “Oh, Blanca Navidad....”, publicada por Debolsillo en 2005. Libro irreverente, sarcástico, divertido, irónico y escéptico, con algún pasaje un tanto rollo, que reflexiona desde el humor sobre el espíritu navideño con pasajes como este:
- ¿Qué prefiere: elfo a tiempo completo o elfo de tardes o fines de semana?....
- - Elfo a tiempo completo. Soy un hombre de 33 años tratando de conseguir un puesto de elfo.

Otro día recomendaré más libros de mi colección de libros con temática navideña, entre los que destaco para estos tiempos de pesadilla antes de Navidad el de “Una Navidad diferente” de John Grisham, de la cual se hizo una adaptación cinematográfica (ya la pusieron en la tv la semana pasada) que no tiene nada que ver.