miércoles, 4 de noviembre de 2009

DIARIO DE FIESTAS DEL PILAR PARA AMIGOS FORANOS (EPÍLOGO)


Hago mío un artículo de Antonio Dominguez publicado hoy en el Periódico de Aragón y iulado "Pensar nuevos Pilares". Lo corto y lo pego tal cual:Si tienen la curiosidad de acudir a las hemerotecas comprobarán que finalizados los respectivos Pilares el concejal de turno siempre dice lo mismo: han sido los mejores de la Historia festiva y en los que más gente ha participado. El balance es siempre el mismo, y nuestro particular Messi no podía sustraerse al encantamiento. Jerónimo Blasco se ha llenado la boca de cifras, unas cifras que no responden en absoluto a la realidad. Es cierto que había mucha gente en la calle, y que los de siempre han acudido a la ofrenda de Flores, a la de Frutos y al Rosario de Cristal. Pero en menor medida que otros años acaso porque la crisis hace mella. Las Fiestas de 2009, si por algo se han caracterizado, es por la menor presencia de gente, por unos escasos actos gratuitos y por un mayor desencanto ciudadano. Ha habido más problemas que nunca, menos visitantes, los inventos a orillas de Ebro un fracaso, el botellón llegó hasta las puertas de Interpeñas, los comerciantes han notado el inevitable ahorro al que están sujetos los zaragozanos (gente y más gente paseando sin entrar a consumir), la Policía Municipal se ha hinchado a recaudar vía multas más que discutibles y los chavales pequeños se han aburrido de lo lindo, lo mismo de siempre pero con mayor cutrez que otrora. Hasta las vaquillas eran de tercera, por mencionar unas corridas de toros absolutamente deleznables tanto por la calidad del ganado como por la ausencia de José Tomás. Se han salvado los fuegos artificiales, siempre deslumbrantes. Pero el concejal de turno tan ufano él, está satisfecho, acaso porque ha ido gratis a todo lo que ha querido. Y porque no le cuesta nada mantener un modelo anterior que clama renovación, ideas y ganas de trabajar en serio. Antonio DominguezProfesor de Universidad