miércoles, 28 de octubre de 2009

DIARIO DE FIESTAS PARA AMIGOS FORANOS (XVI)


La programación infantilSin duda es uno de los éxitos de los últimos años. Pero mueren de éxito (como le pasó a la Expo). La mayor parte de las propuestas son muy atractivas, pero se colapsan de gente y apenas se disfrutan (o yo no he sabido elegir los momentos). O hay muchos niños en el mundo (y yo he contribuido además) o todos se ponen de acuerdo para ir a la vez.Una pena porque las propuestas son muy atractivas, siendo la estrella el parque de los Insectos, en las Delicias. Son ya tres años los que se celebra y la verdad es que lo tienen muy bien montado, con cuatro escenarios donde se realizan actuaciones a todas las horas (el lago, el circo de los insectos, el anfiteatro o el escenario de los cuentos), mas todos los espacios de juegos y talleres (cinemascope, la chatarrería, el circo de las pulgas, el bosque de los zánganos, la estación oruga.....) Mu majo to. Majo y alegre. Muy bien montado. Lastima que no esté más céntrico (es que yo vivo en el centro, y mi IBI me cuesta), aunque este emplazamiento es mejor que el anterior, durante muchos años en el Parque Torreramona, que sustituyó al Parque Bruil (este me venía mejor), el pionero en concentrar montajes paras los niños allá por los años 80.Otra propuesta es el Parque de las Marionetas en el Parque Grande, un espacio que recuerda a las viejas ferias de barracas, con sesiones infantiles al aire libre (hay que quitarse el sombrero ante los Titiriteros de Binefar. Grande Paco Paricio), zona de juegos, música en el kiosco de la Música, actuaciones callejeras y artesanos del títere. Mejora la anterior ubicación del Parque Pignatelli. Aunque es una pena que se hayan llevado hasta allí el Teatro de los Autómatas que tantos años hemos contemplado en la Plaza de los Sitios (que manía con llevarse cosas del centro.... con lo que yo pago de IBI...... no……….., los pabellones pueden llevárselos donde quieran). Y hablando de los Titiriteros de Binefar. Se desplazaron el sábado al Parque de los Insectos para cerrar la jornada con una verbena, en donde presentaban las canciones de su nuevo disco, que lleva por título “Es un pañuelo”. Divertidísimos como siempre. Ah, y el disco-libro tiene un diseño de lo más elegante y sugerente. Lo que si permanece en la Plaza de los Sitios son los títeres de cachiporra del Teatro Ambulante de Arbolé. Los zurriagazos que mete perico de los palotes a lobos, brujas y todo el que se ponga por el medio son un clásico intergeneracional. Por cierto, que esta ciudad tenga un teatro estable como el de Arbolé (ahora en el Parque del Agua) dedicado a títeres y marionetas es para valorarlo enormemente